Público
Público

La ambigüedad marca el avance del programa del PP para el 20-N

Los conservadores aprueban mañana un programa de perfil bajo sin más propuestas  que las adelantadas en la precampaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un programa sin novedades y lleno de ambigüedad será la apuesta del PP para las elecciones del 20-N. Mariano Rajoy ha optado finalmente por no mojarse y evitar cualquier asunto impopular en su programa electoral. 

Los conservadores han hecho público hoy el resumen de su programa, en cuyas líneas pueden leerse tanto las enmiendas que han venido presentando en el Congreso como las medidas que ya ensayan en las comunidades que gobiernan.

En el texto, Rajoy vuelve a prometer 'empleo seguro y flexible', 'no negociar con terroristas', 'simplificar la tipología de los contratos laborales' o 'mejorar la accesibilidad, eliminar la burocracia y ganar eficiencia en la gestión'.

A lo largo de las 100 medidas fundamentales que el PP enumera en el documento, Rajoy mantiene la postura que ya apuntó en la convención de su partido en materia antiterrorista. Rechazando el discurso del ala dura de los conservadores, se compromete a promover 'el reconocimiento y la memoria de las víctimas' del terrorismo y a no negociar con ETA. Una máxima que convierte en 'principio básico de la política de seguridad del Estado'.

En el apartado de las reformas, el esbozo del programa electoral refleja sus voluntades respecto al sector público. Comprometiendo al conjunto de las administraciones, el partido promete un 'plan de austeridad' con el objetivo de 'eliminar gastos superfluos y duplicidades'. Y añade, además, la posibilidad de suprimir 'aquellos organismos, entes públicos y entidades instrumentales que puedan ser asumidas por la administración'.

Sobre el empleo, la mayor preocupación de los españoles, el candidato conservador propone impulsar la competitividad y la reforma de las relaciones laborales bajo el marco de 'la liberalización de la economía'. En concreto, bajo el apartado de 'empleo seguro y flexible para todos' Rajoy pretende simplificar la tipología de contratos laborales' para 'reducir la temporalidad y dar expectativas de estabilidad'.

Tampoco aparecen novedades en Educación, donde Rajoy vuelve a manifestar su apuesta por un modelo dual. 'Como factor clave del éxito de una sociedad', propone fomentar al mismo tiempo la excelencia y la igualdad de oportunidades en los estudios universitarios, sin extenderse o explicar su actuación en otros niveles educativos previos.

En el marco sanitario, el PP dice querer 'mejorar la accesibilidad, eliminar la burocracia y ganar eficiencia en la gestión'. Un sector del que pretenden eliminar la actual legislación relativa al aborto, con el objetivo de defender 'el derecho a la vida'. Respecto a los mayores, prometen ajustar más las pensiones a las cotizaciones y fomentar que se pueda cobrar parcialmente la pensión mientras se sigue trabajando.

En Justicia, el partido de Rajoy tampoco anuncia novedades e insiste en la modificación de las penas, entre las que introducirían la prisión permanente revisable y una nueva regulación de multirreincidencia. Además, con el fin de 'evitar dilaciones indebidas', los conservadores se reafirman en su intención de reformar el procedimiento de elección de los magistrados del Tribunal Constitucional.

A cuatro días del comienzo oficial de la campaña del 20-N, el partido de Rajoy dará a conocer el texto completo de su programa a partir del martes, primero en Internet y posteriormente en el libreto que publicará. Mañana, el Comité Ejecutivo del partido ratificará en Santiago de Compostela el texto programa.

Más noticias en Política y Sociedad