Público
Público

"Estas amenazas son la prueba de la sensación de impunidad que tienen"

Tania Sánchez  asegura que se siente indefensa ante la pasividad de la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diputada de IU en la asamblea de Madrid Tania Sánchez ha llevado hoy a instancias policiales una denuncia por amenazas, después de que ayer por la noche un tuitero publicase un documento con sus datos personales e incitación al odio contra su persona.

No es la primera vez que le ocurre algo así. Hace dos meses, otro tuitero le escribió el siguiente mensaje: 'eres una zorra roja rabiosa que merece morir aplastada'. Entonces también puso una denuncia, que aún no ha dado frutos. 'Primero la archivaron, y finalmente la estimaron, pero no he tenido más noticias del tema hasta la fecha', explica la diputada a Público.es.

Para Sánchez, estos hechos 'son una prueba de la sensación de impunidad que tienen estos elementos fascistas', y admite que se siente 'impotente'. La diputada recuerda el caso de la denuncia por amenazas que hace dos semanas hizo la delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, como un ejemplo de diligencia policial, en el que incluso se tuvo localizada desde el primer momento a la persona responsable.

'No puede ser que disfruten de ese nivel de impunidad', denuncia Sánchez

'No sé cuál es la causa de la inacción con mi anterior caso de amenaza, pero no puede ser que unos sean perseguidos mientras que otros disfrutan de ese nivel de impunidad', lamenta.

Sánchez reconoce que está 'más expuesta' por su condición de cargo público, pero deja claro que 'hay unas líneas rojas'. Por eso no entiende que ocurra esto y que 'el supuesto Estado de Derecho no te proteja como ciudadana, me siento indefensa', aunque espera que después de la repercusión que ha tenido el caso en las redes sociales, las autoridades 'actúen seriamente'.

En el dossier publicado por el tuitero, aparecen los datos de Tania Sánchez, como su DNI, su teléfono, su dirección y fotos de su supuesta vivienda, e incluso se cita la matrícula de un vehículo que 'se ha detectado en las proximidades'. Todo con el objetivo de amedrentarla e 'incitar al odio'. El documento mismo declara que se busca 'facilitar la pública demostración de odio contra ella' y 'conseguir que este deshecho humano abandone su domicilio y localidad mediante la presión continuada'. 

Más allá del problema legal, es difícil explicarse cómo estas cuentas privadas en la red social de microblogging se encuentran aún activas, ya que incumplen de manera flagrante la normativa de uso:

'Violencia y amenazas: El usuario no podrá publicar o enviar amenazas de violencia directa o específica contra otros'

'Uso ilegal: El usuario no podrá utilizar los servicios de Twitter para ningún propósito ilegal o promoción o la colaboración con actividades ilegales. Los usuarios Internacionales aceptan cumplir con toda ley local referente a cualquier conducta en linea y contenido aceptable'