Público
Público

Doce investigaciones para la esperanza

R. BOCANEGRA

Doce investigaciones con células madre adultas (las obtenidas de órganos o tejidos) destinadas a mejorar las condiciones de un millón de pacientes con diabetes, parkinson, cardiopatías y esclerosis, entre otras, estarán en marcha en los próximos tres años. La Junta invertirá 8,5 millones, según la consejera de Salud, María Jesús Montero, que presentó junto al ministro Bernat Soria el Plan Andaluz de Terapias Avanzadas. Andalucía desarrolla así el plan nacional. Éstas son las 12 investigaciones.

1 y2 y 3. pie diabético

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla y el Cabimer, centro que dirigía Soria antes de ser ministro, desarrollarán tres ensayos dirigidos a mejorar el riego y evitar la amputación de las extremidades inferiores en pacientes diabéticos. Es la primera vez que se desarrolla esta investigación en diabéticos, según Salud.

4. infartos

El Hospital Reina Sofía, de Córdoba, lidera los ensayos clínicos sobre cardiopatía isquémicas, destinados a mejorar el funcionamiento del corazón en personas que han sufrido un infarto y también, en algunos casos, a evitar el trasplante.

5. miocardiopatía

En el primer trimestre de 2008, el Hospital Reina Sofía tiene previsto comenzar un ensayo con células propias del paciente para tratar la miocardiopatía dilatada (aumento de tamaño y función inadecuada del ventrículo izquierdo). Este ensayo está a la espera de autorización por parte de la Agencia del medicamento.

6. daños cerebrales

Para la regeneración en los casos de pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular, el Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, podrá comenzar otro ensayo clínico antes del próximo verano en el que emplearán células madre de la médula del propio paciente. Es un ensayo pionero en España, según Salud.

7. trasplante renal

Otra de las investigaciones incluidas en el plan tratará de mejorar la situación de los pacientes con diabetes que ya han recibido un trasplante renal o de muy difícil control: aquellos a quienes se les implantan islotes pancreáticos (células productoras de insulina). El Hospital Carlos Haya de Málaga y el Reina Sofía de Córdoba.

8. médula rechazada

En el último trimestre de 2008, está previsto que comience un estudio en los hospitales Virgen de las Nieves, de Granada, y Virgen del Rocío, de Sevilla, sobre la enfermedad crónica de injerto contra huésped. El ensayo, en el que se usarán células de un tercer donante, se llevará a cabo en pacientes a los que se les haya trasplantado la médula ósea y a los que les provoca una reacción.

9. parkinson

El plan de terapias contempla además la aplicación clínica de los estudios practicados por el equipo del investigador José López Barneo sobre células madre en el tratamiento del parkinson, publicados en la revista Cell. El ensayo empezará en 2009 en el Instituto de Medicina de Sevilla.

10. esclerosis

El Hospital regional de Málaga participará en un ensayo del Grupo Europeo de Esclerosis múltiple que presentan mala evolución y no responden a los tratamientos habituales. Su comienzo está previsto para finales del año que viene.

11.huesos rotos

En el 2010, el Hospital Costa del Sol, colaborará con la Universidad de Málaga en el desarrollo de ensayos para la regeneración de huesos en pacientes con lesiones.

12.regeneración

Dentro de tres años, el Hospital cordobés Reina Sofía iniciará la aplicación clínica de los estudios que lleva a cabo actualmente para la regeneración del hígado en los pacientes que han sufrido una extirpación parcial debido a un tumor.

Salas blancas

Para propiciar las investigaciones, la consejería de Salud acometerá el próximo año la adaptación de 11 de las llamadas salas blancas, instalaciones adaptadas a la manipulación y obtención de terapias celulares utilizadas en seres humanos, en ocho centros públicos. Invertirá en ello 2,4 millones de euros. 

'Hasta ahora, curar significaba: no me voy a morir' 

La investigación con células madre ha abierto una puerta antes cerrada con un candado oxidado. Los enfermos y sus parientes tienen ahora esperanza. “Hasta ahora, curar significaba: no me voy a morir”, afirma Rafaela Domínguez, madre de una enferma de diabetes desde los ocho años. Descubrió que su hija padecía esta enfermedad cuando la dejó tres días en casa de sus padres. Al regresar, “había adelgazado, tenía muy mala cara”. Se pasó dos semanas de médicos que le dijeron que no se preocupara, que lo que iba era a tener la regla. Ella no se lo creyó y, finalmente, localizaron el problema, diabetes. Desde entonces, los problemas. En el colegio, en las excursiones de fin de curso, al encontrar el primer trabajo, con el embarazo. “Mi hija se pinchaba con una aguja de cristal”, recuerda Rafaela. Las cosas han cambiado: “Por primera vez, existe la esperanza de curación. Estamos como en 1922 cuando se descubrió la insulina”.