Público
Público

Arranca la nueva ley de tráfico que agiliza las multas

Descuenta el 50% de la sanción por pronto pago, reduce los casos de pérdidas de puntos y modifica algunas infracciones

SERVIMEDIA

Este martes ha entrado en vigor la mayor parte del articulado del régimen sancionador de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, inspirado en los juicios rápidos y que tiene como objetivo fundamental el pago exprés de las multas.

Algunas novedades de la norma son que programar el navegador mientras se conduce conllevará la pérdida de tres puntos y una multa de 200 euros y estacionar el vehículo en un lugar reservado a personas con discapacidad será sancionado con 200 euros, ya que pasará a estar catalogado como infracción grave, en lugar de leve, como hasta ahora.

Quien deje su vehículo a alguien que nunca ha tenido el carné también deberá pagar 200 euros, al igual que llevar la matrícula ilegible, y los ciclistas que circulen sin luces y elementos reflectantes por la noche en las bicicletas serán sancionado con hasta 100 euros.


La ley premia el pronto pago de los infractores con un descuento del 50% en el importe de las multas si paga antes de 15 días, por el actual 30%, y las cuantías de las multas serán de hasta 100 euros para las infracciones leves, hasta 200 euros para las graves y hasta 500 para las muy graves.

Llevar inhibidores de radar será penado con 6.000 euros, aunque la norma recoge sanciones de entre 3.000 y 20.000 euros en los casos de hacer obras en la carretera sin autorización, no instalar la señalización de obras e incumplir las normas sobre la autorización y funcionamiento de las autoescuelas.

Si el conductor no paga ni alega en el plazo de 15 días, la sanción será firme en el plazo de un mes y el dinero recaudado con las multas se destinará a la seguridad vial y a las víctimas de los accidentes de tráfico.

Por otro lado, el conductor con cuatro sanciones firmes graves no podrá renovar el permiso de circulación ni vender el vehículo y los agentes podrán inmovilizar el coche a quien no tenga el seguro obligatorio o lleve inhibidores de radar.

Además, la Dirección General de Tráfico asignará una Dirección Electrónica Vial (DEV) a las empresas, aunque también a los conductores si lo solicitan, y el historial de sanciones se publicará en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (Testra), en lugar de en los boletines oficiales de cada provincia.

La ley reduce los casos de pérdida de puntos de 27 a 20 y desaparecen de este apartado parar o estacionar en el carril bus, circular sin alumbrado cuando es obligado o sobrepasar en más de un 50% la velocidad máxima autorizada.

La grúa podrá llevarse el coche sin tique en la zona azul o si ha rebasado el triple del tiempo de limitación horaria, el Gobierno tendrá un plazo de un año para agrandar algunas señales verticales y las sanciones pecuniarias prescribirán en cuatro años.

Más noticias de Política y Sociedad