Público
Público

Aznar presenta las memorias en las que dice que Mariano Rajoy era su última opción para sucederle

El expresidente estará arropado por parte del núcleo duro del PP, incluido Rato, a quien quería hacer su sucesor. El actual líder del Ejecutivo también acudirá, como Esperanza Aguirre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, presenta este lunes su libro de memorias rodeado por exministros como Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Eduardo Zaplana, Josep Piqué, Esperanza Aguirre o Ana Pastor. El actual presidente, MAriano Rajoy, confirmó este lunes su asistencia. No parece haber importado que en un adelanto de la biografía, hace dos semanas, se conociera que Aznar optó por él sólo después de que Rato se negara a sucederle en dos ocasiones.

La obra, bajo el título Memorias I (editada por Planeta), es el primer volumen de las memorias del exjefe del Ejecutivo, donde recuerda algunas de sus decisiones más controvertidas durante sus ocho años de Gobierno, entre ellas, la sucesión o su compromiso de no volver a optar a un tercer mandato.

Acudirán también a esta presentación -que conducirá el periodista Carlos Herrera- los ministros Alberto Ruiz Gallardón (Justicia), Ana Mato (Sanidad), Ana Pastor (Fomento), Pedro Morenés (Defensa), José Manuel Soria (Industria) y Jorge Fernández Díaz (Interior), así como la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; y los exministros Eduardo Zaplana y Josep Piqué. También han confirmado su asistencia el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra.

El exministro del Interior Jaime Mayor, otro de los aspirantes a suceder a Aznar, no podrá asistir porque está aún recuperándose de una reciente operación tras romperse el tendón rotuliano en una caída en el aeropuerto, han indicado fuentes cercanas al actual eurodiputado.

En su libro, Aznar afirma que Rato era su 'sucesor natural' atendiendo al criterio de la jerarquía histórica del PP y desvela que el expresidente de Bankia rechazó ser su sucesor en dos conversaciones que mantuvieron en el año 2000, si bien en el verano de 2003 Rato le dijo que había 'cambiado de opinión' y que entonces quería 'ser el candidato'. Una vez conocido que el elegido era Rajoy, Rato reclamó 'ayuda' al expresidente del Gobierno para optar a la dirección del FMI. 'Yo era consciente de su decepción ante el desenlace de la sucesión y sabía que, después de tantos años de amistad, nuestra relación ya no sería la misma. Sin embargo, no esperaba que Rodrigo pusiese una distancia tan grande desde tan pronto', asegura.

De hecho, Aznar afirma que la constatación de que se había abierto 'una brecha' entre él y Rato se produjo con motivo de la primera visita que Rato hace a España al frente del FMI, en la que se citó con una amplia representación del mundo político y económico español, pero a él no le llamó.

Aznar confiesa que de los tres aspirantes más claros a la sucesión, Rajoy 'era el menos amigo' suyo, aunque tenían un trato 'muy cordial'. Eso sí, resalta que eso no afectaba en nada su valoración sobre su capacidad política.

'Además de su historial de servicios en el partido y el Gobierno, Mariano parecía la persona más indicada para abordar los dos grandes retos del momento: proporcionar al Gobierno cierta continuidad política, con tranquilidad y sin sobresaltos, y neutralizar el ataque de la izquierda y de los nacionalismos contra el entonces previsible tercer mandato del PP', asevera.

Más noticias en Política y Sociedad