Público
Público

Los bomberos de Madrid se niegan a mantener el servicio con horas extra

El cuerpo de seguridad advierte de que la falta de funcionarios pondrá en riesgo la seguridad de la Comunidad y se descuelga de la campaña de prevención de incendios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los bomberos de la Comunidad de Madrid no harán ni una sola hora extra más. Así lo ha decidido el 65% de la plantilla de la región, en un referendum en el que ha participado el 76,88% de los 1220 funcionarios que a partir de mañana no sostendrán el servicio público con horas extraordinarias.

Sólo en el año 2011, realizaron unas 153.000 horas remuneradas fuera del calendario laboral supliendo unos 200 puestos de trabajo, según explica en declaraciones a Público.es el portavoz de CCOO en el cuerpo, Pedro Campos, que denuncia la progresiva precarización de las condiciones profesionales. Desde 2004, apunta, únicamente se han creado 79 nuevas plazas, a pesar de que los 4,7 millones de euros con los que se han remunerado las jornadas adicionales del personal hubieran permitido optimizar el servicio.

Ni siquiera los términos del acuerdo con la Consejería de Presidencia, Interior y Justicia de 2010 a 2012 que no acarreaban un coste económico para mejorar la organización (los relativos al reglamento y a los procedimientos operativos) han sido respetados, según expone el cuerpo, que lamenta que la negociación colectiva se encuentre completamente paralizada.

'Sólo nos llegan los comunicados de las imposiciones', afirma indignado Campos. 'Viene de largo: las jubilaciones no se han cubierto con más trabajadores, se ha roto con las condiciones de la segunda actividad y por las nuevas medidas del Gobierno nacional y del regional se ha aumentado la jornada laboral, se ha rebajado la masa salarial y las bajas por lesiones, que son muy frecuentes en nuestra profesión porque entrenamos a diario, nos están suponiendo un coste económico', denuncia el portavoz de CCOO, para quien los recortes que están sufriendo se enmarcan en el afán privatizador y de desprestigio generalizado de lo público.

El cuerpo de bomberos responsabiliza a la comunidad de la merma de seguridad que provocará el plante, que no sólo tendrá una repercusión directa en la eficacia del servicio y provocará retrasos, debido a que muchos de los parques no llegarán a la dotación mínima para atender siniestros. Los funcionarios paralizarán los cursos de formación tanto para el personal interno como para los nuevos ingresos, que no se incorporarán al cuerpo al menos hasta 2013. Tampoco participarán en la campaña de prevención y extinción de incendios forestales, en un verano en el que las escasas precipitaciones aumentan el riesgo de accidentes.

La Consejería de Presidencia, Interior y Justicia, que se atiene a la crisis económica para justificar los recortes, asegura que se garantizará la seguridad en los campos con o sin las horas voluntarias de los funcionarios y que, una vez que hayan comprobado la magnitud de la ofensiva, decidirán cómo cubren los puestos de trabajo. 

El cuerpo de bomberos dependiente del Ayuntamiento, que también lleva años exigiendo la mejora del servicio, rechazó la petición de realizar horas extra en 2011 por parte de Gallardón, que ofrecía 524 euros por cada turno de 24 horas.