Público
Público

Cae el último ideólogo de la línea más dura de ETA

Mikel Carrera era jefe del aparato militar. Junto a él ha sido arrestado su número dos, Arkaitz Agirregabiria, relacionado con el asesinato de un policía francés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la espera de que ETA se pronuncie sobre la petición de tregua formulada por Batasuna, la Guardia Civil y el CNI propiciaron ayer la detención en Francia de Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, Ata, actual jefe del aparato militar e ideólogo de la línea Txeroki, aquella que criticó la escasez de atentados antes de la última tregua, dio un golpe de estado en 2008 en el seno de la banda e inspiró la última campaña de acciones mortales en el verano de 2009.

Hasta su detención, Ata seguía siendo miembro de la dirección de ETA que debe decidir si se pliega a las conclusiones del debate de la izquierda abertzale, a favor de un nuevo proceso 'sin violencia', o se revuelve y sigue atribuyéndose el papel de vanguardia del MLNV a ritmo de bombas. La presión policial contra la banda vuelve a atacar así a uno de los sectores tradicionalmente más favorables a continuar con la violencia.

Carrera y su gran aliado 'Txeroki' dieron un golpe de Estado en ETA

Primero fueron los dirigentes de Segi, la organización juvenil ilegalizada, después los abogados encargados de evitar disidencias en el colectivo de presos y ahora el último de los jefes militares autor de un discurso diferenciado. Ese discurso se concretó en el documento Ya es hora de hablar claro, que las Fuerzas de Seguridad atribuyen a Carrera y con el que Txeroki abrió una guerra civil en el seno de ETA, entre el verano de 2007 y mayo de 2008, que a punto estuvo de convertirse en escisión. Ambos discutían entonces el poder a Francisco Javier López Peña, Thierry, en el Zuba, el comité ejecutivo. Este había reaccionado a las críticas por las continuas caídas de comandos y la censura interna expulsando a Txeroki, Ata y a sus seguidores. Los dos sectores funcionaron por separado hasta que Thierry y sus dos aliados en el Zuba fueron detenidos en mayo de 2008.Txeroki y Carrera tomaron todo el poder y expulsaron, a su vez, a sus rivales, ya estando éstos en prisión.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó ayer a Carrera como 'máximo dirigente' de ETA en la actualidad y destacó que ha sido el quinto y último miembro en ser detenido de los que componían el Zuba que rompió la tregua. Antes le dio tiempo a dirigir en primera línea la mudanza del arsenal de ETA a Portugal y a ser el 'autor intelectual' de todas las acciones terroristas cometidas desde la caída de Txeroki en noviembre de 2008, según Interior.

Carrera Sarobe fue detenido en la madrugada de ayer en una vivienda de tres plantas de Bayona que ocupaba junto a Arkaitz Aguirregabiria y Maite Aranalde Ijurco. El primero es el único identificado en el asalto a un concesionario de vehículos el 17 de marzo pasado a 60 kilómetros de París, un intento de acción espectacular para robar seis coches con la que Carrera mantuvo entretenido a su aparato militar a falta de atentados. En la huida, los terroristas se cobraron su primera víctima mortal de las Fuerzas de Seguridad francesas, el policía Jean-Serge Nérin.

Interior le atribuye 'la autoría intelectual' de los últimos asesinatos

Sólo un etarra con peso en la organización podía haber ordenado abrir fuego para rescatar a un terrorista ya detenido. Como adelantó Público entonces, los investigadores atribuían esa función a Agirregabirira, al que ya consideraban jefe de los comandos, sólo por debajo de Carrera Sarobe en el aparato militar. Ayer Rubalcaba destacó su arresto porque 'estaba llamado a sustituir' Carrera. Por su parte, Ijurco ha pasado por hasta cinco comandos de la organización terrorista desde sus inicios en 2002 como miembro legal. En agosto de 2009 huyó y volvió a reengancharse tras haber sido extraditada y puesta en libertad bajo fianza.

En Urrugne fueron detenidos los ciudadanos franceses Benoit Aramendi y su pareja, Laetitia Chevalier. Aramendi formaba parte de la red de colaboradores que ETA tiene en el sur de Francia, donde residen como legales y llevan una vida fuera de la clandestinidad. El pasado lunes, Aramendi trasladó en un Ford Escort de su propiedad a dos hombres y una mujer hacia la casa de Bayona, adoptando severas medidas de seguridad. Según Europa Press, una conversación entre dos colaboradores de ETA acerca de prestarse 'las llaves del piso de Bayona', que fue interceptada por el CNI, está en el origen de la investigación.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aprovechó la operación policial de ayer 'evidencia' que no hay ningún tipo de negociación entre el Ejecutivo y los terroristas. En este sentido, quiso repetir 'una vez más y con toda rotundidad' que el único objetivo del Gobierno, las Fuerzas de Seguridad y la cooperación internacional es acabar con de ETA y poner fin 'definitivamente' a la violencia.

Más noticias en Política y Sociedad