Público
Público

Camps: "Estoy preparado para ser presidente de la Generalitat o del Gobierno"

El expresident de la Generalitat valenciana presume en la revista 'Telva' de su "bagaje impresionante" y de que, con él, Valencia alumbró "el camino del futuro de España".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El hombre más perseguido de España'. Así describe la revista Telva a Francisco Camps en el titular de la entrevista que le ha realizado tras el largo silencio del expresident de la Generalitat Valenciana.

En ella, el responsable de la Comunidad con más déficit y más salpicada por escándalos de corrupción se muestra tranquilo, sin complejos ni arrepentimientos, seguro de sí mismo y dispuesto a continuar su carrera política. 'Ahora me doy cuenta de que estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat Valenciana o del Gobierno. Tras estos años en la primera línea de la política sé que todavía tengo más hechura'.

Camps fue imputado por el 'caso de los trajes' relacionado con la 'trama Gürtel' , la red de financiación ilegal de la derecha valenciana, y declarado 'no culpable'. En ese momento sentí una satisfacción inmensa y di gracias a Dios'. Salía airoso de su largo proceso de 'tres años difíciles', que no le impidieron 'seguir trabajando por la Comunidad Valenciana', ya que ganó las últimas elecciones por la mayoría más amplia jamás obtenida. Sacamos más de medio millón de votos al PSOE'. Poco después, llegaba su momento más difícil, 'sin duda, el de la dimisión'.

Dice no haber cometido 'ningún pecado' y no se arrepiente de nada: 'Lo único que he hecho ha sido ganar elecciones y hacer que la Comunidad Valenciana se sintiera por primera vez en muchos años fuerte, próspera, digna, moderna y leal a España. Nos hemos situado como motor de este país. Durante el invierno nuclear del gobierno de Zapatero, Valencia alumbraba el camino del futuro de España', presume.

'Empecé dirigiendo el tráfico y terminé dirigiendo todo el escenario, que es lo bonito, lo que a mí me gusta' Este próspero País Valencià del que habla Camps es la segunda comunidad con más deuda de toda España, con 20.762 millones de euros. También es la autonomía en la que muchos alumnos tienen que acudir a los institutos sin luz ni calefacción por los impagos de la Generalitat y en la que la Policía se despliega por toda la capital para perseguir, golpear y detener a que protestan por el frío que pasan en las aulas.

A esto, Camps contesta que 'ahora se ha puesto de moda la austeridad' y reconoce que se adelantó a los tiempos, ya que 'esa ha sido mi bandera siempre', porque 'austeridad es hacer hospitales, colegios, depuradoras, aeropuertos...'. Este concepto de austeridad puede chocar con las mastodónticas obras y proyectos llevados a cabo por el ejecutivo del PP valenciano, que se han rebelado como, en los mejores casos, 'grandes contenedores culturales, pero el contenido deja mucho que desear', como explicó la diputada de Compromís en las Corts Mónica Oltra. Pero frente a estas críticas, el expresident afirma que 'los valencianos están conmigo, los valencianos me quieren'.

Camps también agradece haberse sentido arropado 'en todo momento' por su partido y no duda en señalar a los que cree los verdaderos culpables de todos sus males, pues 'este proceso forma parte de una estrategia montada por ciertos grupos de presión afines al PSOE con el fin de desestabilizar la Comunidad Valenciana. Hablo de lobbys con muy malas intenciones que quieren acabar con el PP'.

Frente a la pregunta de si cree que Gürtel le va a pasar factura, él cree que 'ninguna, pero absolutamente ninguna', puesto que tiene 'la conciencia muy tranquila, y se ha demostrado que siempre dije la verdad'. Y se ve con futuro porque pese a no haber llegado a ministro, 'pero he estado cerca', empezó 'ordenando el tráfico y terminé dirigiendo todo el escenario, que es lo bonito, lo que a mí me gusta'.

Más noticias en Política y Sociedad