Público
Público

Los candidatos de IU firmarán un exigente decálogo anticorrupción

No podrán recibir regalos, deberán publicar su renta y patrimonio, y dimitirán si son imputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El catálogo de prioridades de Izquierda Unida para las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo incluye, para empezar, la creación de 'empleo, empleo y empleo'. Después, la defensa sin complejos del sector público. Y tercero, la 'regeneración de la democracia'. O sea, la lucha contra toda corrupción. Un campo en el que quiere también sacar pecho y marcar distancias. Por eso reunirá a unos 70 candidatos este viernes en la sede federal para que suscriban solemnemente un decálogo de compromisos, como ya adelantó este domingo este periódico. Será el reverso de la foto que los barones autonómicos del PP, con el imputado Francisco Camps a la cabeza, se hicieron el 5 de marzo en Palma.

El código ético de IU, de cuatro folios y al que ha tenido acceso Público, ha sido elaborado por las secretarias de Política Institucional y Municipal, Montse Muñoz y Encarna Páez. El texto, inspirado en un documento similar de los comicios de 2007, fue aprobado el lunes por la Comisión Electoral.

Entre los compromisos, figura la 'prohibición' para los cargos públicos locales de recibir 'obsequios o invitaciones personales'. Un punto que hace inevitable pensar en los trajes que pudo percibir Camps de la trama Gürtel. Asimismo, IU demanda crear un registro donde se hagan constar todos los regalos institucionales.

La federación propone que, en cada modificación urbanística, se haga una declaración 'explícita' de conflicto de intereses de todos los que participen en el expediente (alcaldes, concejales o funcionarios). Para evitar que altos cargos, miembros de comisiones autonómicas y provinciales de urbanismo y responsables de contratación de obras se lucren con actividades ajenas a su puesto, IU demanda un 'sistema de dedicación absoluta y de incompatibilidades'.

Una oficina sería la encargada de vigilar el 'estricto cumplimiento' de la ley en ambos aspectos conflicto de intereses e incompatibilidades. Los cargos también deberán divulgar (por ejemplo, en la web) su patrimonio, rentas y actividades.

Los candidatos de IU prometerán 'denunciar ante la Fiscalía' cualquier caso de corrupción que conozcan. Dimitirán 'cautelarmente' los cargos públicos y los cargos de libre designación cuando se les impute y procese 'por delitos de corrupción política o urbanística'.

IU incorpora uno de sus puntos programáticos reconocibles: impulsar al máximo la 'participación democrática' de los ciudadanos en la gestión pública, potenciar la transparencia en la contratación y garantizar el control de los grupos de oposición.

Dos últimas medidas: no formar gobiernos municipales con tránsfugas y exigir al Gobierno central que fije por ley los salarios de ediles y alcaldes con criterios de 'transparencia y austeridad'.


Los escándalos y sus consecuencias //  A los dos folios de estricto código ético se suman otros dos de prólogo, donde IU explica por qué es necesaria la rúbrica de ese documento para sus candidatos. La federación entiende que los escándalos de corrupción 'dañan la política', generan desafecto ciudadano y dan 'pábulo' a la afirmación 'injusta' de que todos los políticos son iguales, 'abonando el terreno al populismo'. No obstante, aclara que la inmensa mayoría de los políticos españoles son 'honrados', y que el 80% de los ediles electos 'no recibe ingresos'. Cuando un cargo incurre en corrupción, justifica, 'desprecia los principios democráticos de honradez, transparencia, rendición de cuentas y vocación pública'. 

El modelo productivo //  IU ahonda en las raíces del escándalo. En los 'inseparables desvaríos de un modelo productivo, económico y financiero que ha alimentado la especulación y las prácticas delictivas'. La direcciónrecuerda la persistencia de la economía sumergida, la legislación 'débil e insuficiente', la 'externalización abusiva' de los servicios, la fragilidad de los controles políticos, la lentitud de la Justicia o la utilización clientelar de las instituciones. 

Ayuntamientos sin dinero // IU considera que el 'déficit de financiación municipal' ha llevado a una 'dependendencia excesiva de los ingresos de urbanismo', lo que les ha condenado a una situación financiera 'insostenible'. 

Más noticias en Política y Sociedad