Público
Público

El capitán del 'Prestige' acusa a España de extender el vertido por todo el Cantábrico

"La decisión de alejar el barco de la costa fue la peor de las posibles", afirma Mangouras en su tercera sesión de declaraciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apostolos Mangouras, capitán del 'Prestige' cuando en 2002 se hundió frente a las costas gallegas provocando una catástrofe medioambiental, ha acusado este martes a las autoridades españolas de provocar que el vertido de fuel se extendiera por todo el Cantábrico y alcanzase el litoral francés.

A preguntas del abogado que representa a la armadora del 'Prestige', Mare Shipping Inc, Mangouras ha insistido en el juicio en que si las autoridades españolas no hubieran tomado la decisión de alejar el barco de la costa se habría evitado extender la contaminación a lo largo de casi tres mil kilómetros.

El capitán del 'Prestige' ha terminado este martes su declaración ante el tribunal de la Audiencia de A Coruña que juzga los daños por el vertido de casi 66.000 toneladas de fuel pesado y, a preguntas de su abogado, José María Ruiz Soroa, ha asegurado que el petrolero era un 'buen' buque y ha rechazado la calificación de 'chatarra flotante' que le atribuye la acusación. Mangouras, principal acusado en la causa, para el que la fiscalía pide una pena de 12 años de prisión, ha declarado que 'nunca entendió' las 'órdenes' de las autoridades españolas, y ha reiterado que si el barco se hubiera llevado a una zona de abrigo 'se podría haber salvado'.

'La decisión de alejar el barco de la costa fue la peor de las posibles', ha recalcado el capitán, que ha indicado que se puso rumbo 'a ninguna parte'. También ha recordado que el 'Prestige' contaba con una tripulación de 27 personas frente al mínimo de 14 al que le obligaba la normativa vigente cuando sucedió el accidente.

Así, ha valorado que la armadora proveyese al barco casi con el el doble de la tripulación obligatoria para garantizar la seguridad de la singladura. Mangouras ha señalado que el 'Prestige' había pasado satisfactoriamente numerosas inspecciones, todas ellas enumeradas por su abogado, la última de ellas en San Petesburgo (Rusia) pocos días antes de iniciar su último viaje. Además, ha explicado que nunca pensó que tras abandonar el barco, el día 15 de noviembre, dos días después de que el barco empezase a zozobrar, iba a ser tratado 'peor que un criminal' por las autoridades españolas.

'Creía que iba a ser tratado como un marino que había sufrido un accidente', ha insistido el capitán, que ha recordado que tras ser evacuado del barco y ser recluido en un calabozo pasó el 'peor' día de su vida. Mangouras también ha denunciado por abusivo su encarcelamiento durante varios meses, ha puntualizado que ha sido el único marino en ingresar en prisión tras un accidente en el mar de las características del que sufrió el 'Prestige', y ha tildado de 'heroicidad' la decisión de quedarse a bordo durante las primeras horas de crisis, del 13 al 15 de noviembre.

Al igual que ya hiciera en jornadas precedentes, en su declaración de esta mañana Mangouras ha manifestado que desconoce las causas que provocaron el accidente, que vincula al temporal o a la colisión con algún objeto, mientras que la principal prueba pericial presentada en la causa las atribuye a un 'colapso interno' de la nave debido a su mal estado. El letrado de Mangouras ha destinado buena parte de sus preguntas a establecer la estrategia sobre la que basará su defensa, y así se ha centrado en demostrar que los sistemas de calefacción de barco funcionaban correctamente, lo que hubiera permitido el trasvase de la carga, y que el buque, cuando todavía era gobernado por su capitán, nunca corrió riesgo de colisionar contra la costa gallega.

'Muchas de las acusaciones que he recibido sólo existieron en la mente de las personas que me las hicieron', ha proclamado el capitán, que ha reiterado que en todo momento trató de colaborar con las autoridades españolas para salvar el barco y minimizar en lo posible el daño medioambiental. Mangouras ha terminado a primera hora de la tarde su declaración ante el tribunal y ha ocupado su lugar otro de los acusados, el jefe de máquinas del 'Prestige', Nikolaos Argyropoulos. El tercer acusado en el proceso es el ex director general de la Marina Mercante José Luis López Sors. En el 'macrojuicio' por los daños causados por el vertido de más de 66.000 toneladas de fuel pesado por el hundimiento del 'Prestige', el Ministerio Fiscal reclama por la 'marea negra' indemnizaciones por los daños causados que suman 4.442 millones de euros.

Más noticias en Política y Sociedad