Público
Público

El capitán del Prestige admite que la carga de fuel pudo ser trasvasada a otro buque

Apostolos Mangouras defiende ante el tribunal que lo juzga que la mejor solución no fue la que ordenaron las autoridades españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El capitán del Prestige, Apostolos Mangouras, ha reconocido que la carga de fuel del petrolero pudo haber sido trasvasada a un buque más pequeño una vez que el temporal amainó.

El responsable del barco cuando en 2002 se hundió frente a las costas gallegas provocando una de las mayores catástrofes ecológicas, ha hecho estas declaraciones ante el tribunal que juzga los daños causados por el vertido.

Mangouras ha afirmado que en las horas previas a la avería, durante la mañana del 13 de noviembre de 2002, las 'grandes dimensiones' del petrolero hacían 'imposible' fondearlo en una zona de abrigo cercana a su ruta, como la ría de Ares.

No obstante, ha defendido que cuando el barco sufrió la fisura que acabó en su naufragio el 19 de noviembre, hubo momentos en los que el buque 'pudo ser remolcado a una zona abrigada y trasvasar su carga a una nave más pequeña'.

'No estabilizamos el barco para que lo llevaran al océano', ha recalcado Mangouras, quien en su declaración a las preguntas del fiscal el pasado martes insistió en que la mejor solución hubiera sido remolcar el Prestige a un puerto-refugio y no alejarlo de la costa como finalmente se hizo por orden de las autoridades españolas.

No obstante, hoy ha admitido, a preguntas de la abogada de Estado, Consuelo Castro, que representa a otro de los acusados, el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, que, 22 horas después de comenzada la crisis y con el remolque ya firme, sí era una opción 'razonable' alejar el buque de la costa debido a que se encontraba 'muy herido'.

A preguntas de esta letrada también ha precisado que la 'actitud' de las autoridades españolas le 'hace pensar' que 'se subestimaron las vidas' de los tripulantes.

Mangouras, de nacionalidad griega y que cumplirá 78 años el próximo mes de enero, ha explicado que los trabajos que se llevaron a cabo a bordo se encaminaron en todo momento a minimizar los posibles daños medioambientales.

El capitán del 'Prestige', para el que el fiscal pide una pena de 12 años de prisión por atentado contra el medio ambiente, daños y desobediencia, ha continuado hoy su declaración, iniciada el pasado martes, y ha contestado durante la mayor parte de la sesión a las preguntas del abogado del Estado, Javier Suárez.

Mangouras ha afirmado que 'no se conoce con exactitud' cuál fue la causa que provocó la avería y ha citado algunas posibles, como el temporal que había en la zona con 'olas gigantes' o la colisión con algún objeto procedente de un naufragio, como un contenedor a la deriva, mientras que la principal prueba pericial presentada en la causa la vincula a un 'colapso interno' del petrolero.

'En apenas diez minutos el buque se escoró unos 25-30 grados y más de la mitad de la cubierta estaba dentro del mar', ha relatado sobre el momento de la avería el capitán, que ha reconocido que en un primer momento 'no tenía conciencia' de dónde estaba el problema.

Mangouras ha insistido en su declaración en que en ningún momento las autoridades españolas le dijeron qué rumbo iba a seguir el barco y 'había miedo e inseguridad porque era un buque muy herido'. 

 

Más noticias en Política y Sociedad