Público
Público

"La carpeta de la candidatura de 2012 no la he cogido del armario"

El presidente del Gobierno asegura que "ningún dirigente del partido" le ha preguntado si se presentará a las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mantenido su intención de dejar en un segundo plano su candidatura a las elecciones generales de 2012. 'No toca', ha señalado, al tiempo que ha atribuido todo el runrun de las últimas semanas a que los periodistas preguntan mucho y ha asegurado que los ciudadanos no están 'pendientes de las elecciones'.

Zapatero, que ha concedido una entrevista a Los Desayunos de TVE, también ha asegurado que 'ningún dirigente del partido quiere sacar este tema' porque 'queda mucho tiempo'. 'Tengo una serie de carpetas importantes abiertas en el despacho, el 80% de la crisis. La carpeta de la candidatura de 2012 ni siquiera la he cogido del armario', ha zanjado Zapatero, quien sí ha asegurado que el proceso de decisión 'será rápido'.

Preguntado si será Alferdo Pérez Rubalcaba su sucesor en caso de no presentarse, Zapatero no ha querido hacer referencia a ello, aunque no se ha quedado corto en halagos hacia su vicepresidente. 'Tengo muy buena relación con él y una gran confianza porque tiene cualidades políticas poco comunes, sobresalientes', ha dicho.

Sin embargo, el tema sucesorio no ha copado la entrevista tanto como lo ha hecho la economía, principal preocupación de Zapatero, tal y como ha reiterado en numerosas ocasiones. 

'Las cosas no van a cambiar de un día para otro. Costará reducir el paro'

Entre esas preocupaciones está el paro, que será uno de los aspectos más difíciles de combatir, según el presidente. 'No van a cambiar las cosas de un día para otro, nos va a costar reducir el paro', ha asegurado Zapatero, quien entiende 'la ansiedad' sobre los efectos de la reforma laboral, que se verán 'cuando la economía vuelva a tomar ritmo de crecimiento, al 1% o por encima'.

Zapatero considera que comenzará a crearse 'empleo neto' en la segunda mitad del año 2011 y durante el 2012. 'Los mejores meses serán los de primavera', ha asegurado el presidente que, sin embargo, ha reconocido que este crecimiento será 'lento'. También ha centrado la creación de puestos de trabajo en sectores verdes, como 'los vinculados a las nuevas tecnologías, las renovables y la lucha en favor del medio ambiente'. 'Estos sectores son los que tirarán de la creación de empleo'. 

El presidente cree que los efectos de la reforma laboral se están viendo sobre la temporalidad, dado que 'cada vez hay más contratos indefinidos y menos temporales'. Además, ha aseverado que con la reforma 'las condiciones de despido son más racionales' que antes de ella.

Zapatero ha pedido paciencia en este asunto, ya que a su juicio las reformas tendrán 'alcance a medio y largo plazo'. 'La tasa de paro en España tiene un carácter estructural y debemos evitar que cuando haya otra crisis, se eleve de esta forma inaceptable', ha añadido. También se ha dirigido a los jóvenes para pedirles 'confianza' y que, quienes no logren empleo, 'no pierda las ganas de formarse y reculaificarse, porque eso da más oportunidades y garantías'.

'Ganamos dinero con los préstamos a los bancos'

Sobre el dinero dado a los bancos y cajas, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que con estos préstamos 'los ciudadanos están ganando dinero'. 'No solo no hemos dado dinero a los bancos, sino que obtenemos beneficios de los préstamos', ha afirmado. También cree que en España 'se da mucho crédito' y que la reforma de las cajas supondrá que éstas tendrán que 'capitalizarse, es decir, buscar inversiones en el sector privado'. 'Las que no consigan el capital, acudirán al FROB (dinero público) y el estado tomará acciones para que las cajas tengan la gestión adecuada. Es una operación en la que el Gobierno no tiene por qué perder dinero', ha explicado.

Zapatero ha defendido la postura de la canciller alemana, Angela Merkel, de quien entiende 'que quiera que los países europeos funcionen adecuadamente', dado que 'como uno de los países con mayor PIB de Europa, financia muchas políticas europeas'.

El presidente del Gobierno ha defendido el modelo autonómico, al tiempo que ha pedido 'un esfuerzo de austeridad' a las administraciones regionales. 'En la historia de España, los momentos de crisis de la Hacienda pública han sido los momentos de mayor centralismo. Lo caro e ineficiente es el centralismo'. 

También ha salido en defensa de la permanencia de las diputaciones provinciales, cuya supresión conllevaría 'una contestación social fuerte', aunque ha reconocido que se puede plantear su reducción e integración con las Comunidades Autónomas. 

Sobre otro de los debates relacionados con las autonomías, la implantación del copago sanitario, Zapatero ha rechazado tomar esta medida porque 'no merece la pena'. 'Lo descarto. El potencial ahorro que podríamos tener no merece la pena, es un ahorro escaso y genera desincentivos a la salud', ha asegurado.

'Siempre que he hablado con Rajoy sobre pensiones le he visto razonable'

El presidente del Gobierno también ha tenido palabras para el presidente del PP, Mariano Rajoy, de quien ha dicho que ni siquiera tiene un 'programa oculto'. Con él conversó sobre la recientemente pactada reforma de las pensiones. 'Espero que nos apoyen. Siempre que he hablado con Rajoy sobre este tema le he visto razonable', ha asegurado.

'Vamos a estar constructivo, es lo que me dijo', ha explicado sobre la conversación que mantuvieron, aunque ha precisado que consideraría 'insólito' que el PP se negara a dar su apoyo a la reforma. 'Rajoy pedía reformas y ahora, con cada reforma que ha llegado, en la mayoría se pone de medio lado, porque le cuesta mojarse', ha criticado Zapatero, quien ha lamentado que los conservadores no hayan 'puesto encima de la mesa una propuesta en materia de pensiones ni en materia de reforma laboral'.

También se ha defendido de la acusación del coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, que llamó a Zapatero 'neoliberal' por sus políticas económicas. 'Debería revisar el planteamiento de lo que es neoliberalismo', le ha contestado. 

'¿IU? Es muy importante, tiene dos diputados'

Zapatero no cree que la izquierda piense que su partido se ha desplazado hacia la derecha y, con tono irónico, ha rebajado la importancia de las críticas procedentes de IU. 'Tiene dos diputados, es un partido muy importante', ha dicho. 'A veces oigo a Llamazares, a quien tengo aprecio, hablar de la izquierda de la Cámara. Empecemos por el PSOE, la fuerza mayoritaria'. 

El presidente ha repasado sus logros sociales y ha negado haber sometido sus convicciones. 'No me he tapado la nariz', ha asegurado, para añadir que las decisiones que ha tomado se deben a su 'sentido de la responsabilidad' y su 'coherencia'.

Más noticias en Política y Sociedad