Público
Público

La carretera deja 173 muertos menos en 2010

Es el menor descenso de víctimas registrado desde 2005

ANNA FLOTATS

Un año más, y ya van siete consecutivos, el número de muertos en accidentes de tráfico disminuye. 1.730 personas perdieron la vida en las carreteras durante 2010, lo que supone un descenso del 9,1% respecto al año anterior. Son cifras "alentadoras", afirmó ayer el vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la presentación del balance de seguridad vial de 2010, elaborado por la Dirección General de Tráfico (DGT).

A pesar de los datos "positivos", afirmó Rubalcaba, la caída en el número de fallecidos de 2010 es la menor que se ha registrado en los últimos cinco años. "Cada vez es más complicado" rebajar las víctimas de tráfico, reconoció el ministro, quien comparó las estadísticas de siniestralidad con las dietas de adelgazamiento, en las que "al principio se pierden muchos kilos y después cuesta más". La diferencia, insistió, es que en las dietas, al final, el objetivo es mantener el peso. "Y nosotros no nos conformamos con mantener el número de víctimas, sino que queremos que siga bajando", concluyó.

1.730 personas perdieron la vida en la carretera durante 2010

El descenso de fallecidos empezó en el año 2003, punto de inflexión de una década en la que "las políticas de seguridad vial han evitado 10.000 muertos y 50.000 heridos graves", afirmó Rubalcaba. Desde entonces, el número de fallecidos ha bajado año tras año, pero el descenso de 2010 ha sido el menor desde que entró en vigor el carnet por puntos, en 2006. Ese año las muertes se redujeron un 9,5%, un 9,1% en 2007, un 20,43% en 2008 y un 12,8% en 2009.

Rubalcaba informó además de que en 2010 hubo 7.954 heridos graves, 1.021 menos que el año anterior. De los 1.730 muertos en carretera, un 37% fallecieron al salirse de la vía. Igual que el año pasado, este sigue siendo el accidente mortal más frecuente, seguido de las colisiones frontales o frontolaterales (36%) y los atropellos a peatones (este año murieron 158 en carretera).

España supera la exigencia de la UE de reducir un 50% la siniestralidad

La mayoría de estos accidentes se produjeron en carreteras convencionales (1.331 muertos, un 11% menos que en 2009). El 23% de los muertos que provocaron no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

El grupo de edad mayoritario entre los fallecidos es también el que mayor reducción ha experimentado respecto al año anterior: en 2010 murieron 319 personas de entre 25 y 34 años, 97 menos que en 2009, lo que demuestra que "los jóvenes son los más sensibles a las políticas de seguridad vial", aseguró Rubalcaba.

El número de motoristas muertos en 2010 también descendió respecto al año anterior, pese al aumento de motocicletas y ciclomotores que circulan por las carreteras españolas. El año pasado fallecieron 244 motoristas frente a los 284 de 2009. Esto supone una caída del 14%, pero Rubalcaba insistió en la necesidad de "mejorar la convivencia entre motos y coches". Sólo 16 de los fallecidos no llevaban casco.

La DGT instalará cien nuevos radares detectores de velocidad

Las comunidades donde ha habido menos accidentes son La Rioja, Murcia y la Comunidad de Madrid. Rubalcaba señaló que España ha superado los objetivos de reducción de la siniestralidad en carretera marcados por la Unión Europea. Mientras la UE fijó una bajada del 50% entre 2001 y 2010, el descenso en España supera el 57%.

Aun así, la Dirección General de Tráfico prepara un nuevo plan hasta 2020 para seguir reduciendo el número de víctimas. Una de las primeras medidas de esta nueva estrategia, anunció Rubalcaba, será la instalación de cien nuevos radares detectores de velocidad en las carreteras.

Más noticias de Política y Sociedad