Público
Público

Cascos acusa a la dirección del PP de amparar insultos a su persona

El ex dirigente del PP acusa a la dirección de amparar ataques a su persona y al partido regional de tener "el récord de derrotas electorales"

PÚBLICO.ES

Francisco Álvarez-Cascos ha vuelto a hablar sobre su ex partido político y lo ha vuelto a hacer para cargar contra la dirección de la formación por lo que considera "falta de amparo" ante "insultos con membrete del PP". 

"¿Cuántas personas soportarían la mitad y la cuarta parte de los insultos que he recibido sin torcer el gesto?", se ha preguntado Cascos en una entrevista concedida a RNE. "Mi capacidad tiene un límite", ha continuado para asegurar que las personas que le insultaron "son premiadas" en una "operación sin sanción" en la que "tienen responsabilidades directas miembros de la dirección" del PP. 

El ex político del PP no ha querido aclarar si finalmente formará un partido propio para disputar a su ex formación el Gobierno en Asturias, pese a que el pasado domingo habló de la necesidad de una "alternativa" en la región. "He procurado dedicarme a la familia", se ha excusado para lanzar balones fuera. "No he hecho ningún comentario ni reflexión más allá de lo que expresé en público", ha añadido.

"Fernández Pardo ganó un congreso con más papeletas que votantes"

También ha negado haber mantenido conversaciones con dirigentes del PP que han expresado su apoyo a Cascos, como Aznar o Aguirre. "Mis conversaciones han sido con mi entorno familiar y mis amigos cercanos, no contactos políticos".

Cascos ha atacado a su vez a la dirección del PP asturiano, a cuya presidenta ha acusado de acceder al cargo a través de un congreso "en cuyas urnas había más papeletas que votantes". Además, ha acudido a los resultados electorales de la formación regional para cargar contra Pilar Fernández Pardo. "El PP de Asturias en el 2000 ganaba pro nueve puntos al PSOE, en el 2004 empató y en el 208 perdió por cinco puntos", ha recordado Cascos, que critica la pérdida de 14 puntos y 2 escaños en los últimos diez años.

"Los asturianos se sienten despreciados por no haber sido oídos en sus reivindicaciones de transformar el partido en un partido ganador", ha aseverado. Una transformación que, según Cascos, no pasaba por él, sino por "empezar la casa por los cimientos, convocando un congreso".

Por último, Cascos considera que su marcha no es lo que beneficia al PSOE, sino "que el PP de Asturias tenga el récord de derrotas consecutivas en diez años". "El día que se anunció la continuidad del actual equipo como línea de futuro. Ese fue el día en el que se brindó con champán en el PSOE. Cualquier cosa que ocurra no puede empeorar las cosas en el PP de Asturias", ha rematado.

Después de la entrevista en la radio, Cascos ha acudido a un encuentro digital con la web del diario El Mundo en el que, aparte de repetir parte de los argumentos que ha esgrimido a primera hora del día, ha asegurado que "Aznar siempre facilitó el debate" y que "jamás toleró una desconsideración" en el seno del PP. Cascos alaba de este modo a Aznar, uno de los dirigentes del PP que ha mostrado en público su apoyo a quien fuera uno de sus ministros durante sus ocho años de gobierno.