Público
Público

El 'caso Gürtel', un punto de inflexión en la estrategia del PP

El escándalo se ha cobrado dimisiones y suspensiones de militancia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para los críticos del PP, Rajoy tiene un principal problema: la falta de reflejos. 'Mucha de la inquietud que Rajoy despertaba en el partido era que no reaccionaba', reconoce un diputado.

La desesperación máxima llegó hace más de un mes, cuando estalló la presunta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid. 'El partido no dio muy buena imagen cuando abrió una investigación interna, y, después, la cerró para cedérsela a la Asamblea de Madrid', se lamentan desde la capital.

Pocos dudan en el partido de que el punto de inflexión ha sido el estallido del caso Gürtel, que ya se ha cobrado varias dimisiones y la suspensión cautelar de militancia de todos los implicados, salvo de los aforados.

Esta actitud, cortando cabezas, como se le reclamaba desde diferentes sectores, ha venido acompañada de una ofensiva en contra del juez Garzón y del ya ex ministro Mariano Fernández Bermejo. 'Si no hubiese reaccionado ante la cacería, a los críticos se les habrían llevado los demonios', sostiene un marianista. Este punto de inflexión tiene una fecha clave: el 11 de febrero, cuando Mariano Rajoy compareció arropado por los pesos pesados de su partido tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. Cierre total de filas.

Hay en PP quien piensa que estos escándalos han servido de 'estímulo' para que los votantes se hayan convencido de que son un partido 'honrado'. Lo mantuvo ayer Esperanza Aguirre.

 

Más noticias en Política y Sociedad