Público
Público

Catalunya mete presión a Zapatero y sitúa su déficit fiscal en el 9,5% del PIB

Castells constata que es "excesivo" y que ser acusados de "insolidarios" está fuera de lugar

FERRAN CASAS

Justo una semana antes de que venza el plazo que se autoimpuso José Luis Rodríguez Zapatero para hacer finalmente públicas las balanzas fiscales entre el Estado y las comunidades autónomas, Catalunya dio un paso al frente e hizo público su balance particular con la administración central. Un balance que sigue arrojando un déficit fiscal de casi el 10% y que lastra su dinamismo económico.

Con los datos que el ministerio de Economía ha facilitado (que abarcan hasta 2005) la comisión de 13 expertos del mundo académico convocados por el Govern cuantificó el déficit fiscal catalán con los dos métodos asumidos por el vicepresidente Solbes, el de flujo monetario y el de flujo de beneficio. La media de déficit entre 2002 y 2005 en relación al PIB autonómico fue del 9% con el primer método y del 6,6% con el segundo.

En el último año la cifra con el método monetario se fijó en el 9,5%.El último cálculo de los expertos fue con datos de 2001. Entonces fue del 8,8% y 6,5% respectivamente. Los datos utilizados ahora son la liquidación presupuestaria teniendo en cuenta todos los organismos de la administración del Estado.

La balanza catalana (un compromiso del primer tripartito que el de Montilla se comprometió a ir actualizando cada dos años) llega en plena negociación de la financiación autonómica pero el conseller de Economía Antoni Castells desvinculó una cosa de la otra. Eso sí, lanzó algunas advertencias al gobierno del PSOE y al resto de comunidades autónomas.

Castells dejó claro de nuevo (y ahora con nuevos datos en la mano) que el déficit fiscal catalán que se busca reducir con el nuevo sistema de financiación que debería estar acordado en agosto es “excesivo” y que seguir acusando a Catalunya de insolidaria es cuando menos injusto.
“Espero que algunos se lo piensen dos veces antes de llamarnos insolidarios”, sentenció. El conseller también cargó contra el sistema de nivelación que usa el Estado para repartir los recursos entre territorios.

Castells no mostró excesivas prevenciones en cuanto a los datos que debería hacer públicos Solbes la semana que viene. En todo caso dejó a entrever que le extrañaría que, en lo referido a Catalunya, fueran muy diferentes a los calculados por un grupo que, aseguró, reúne a los “mejores expertos del Estado”.

Más noticias de Política y Sociedad