Público
Público

Catalunya rebajará el IRPF a las rentas altas pero mantendrá los recortes sociales

La medida sólo beneficiará a las 50.000 personas que ganan más de 120.000 euros al año

PÚBLIC

El conseller de Economia y Coneixement, Andreu Mas-Colell, avanzó que el Govern de Catalunya rebajará durante esta legislatura el recargo de dos puntos sobre el IRPF autonómico para las rentas más altas que aprobó el tripartito. La medida beneficiará a los contribuyentes que perciban más de 120.000 euros anuales, unas 50.000 personas, principalmente directivos, profesionales y empresarios.

Mas-Colell defendió la medida por el peligro de que las rentas más altas establezcan el domicilio fiscal en otras comunidades con imposiciones más bajas. En una entrevista a la agencia Europa Press, el conseller manifestó que "es de sentido común" si se tiene "en cuenta que la distancia en tren de Barcelona a Madrid es de dos horas y media y que los directivos pueden estar viviendo la mitad de la semana en Barcelona y la otra en Madrid".

Además de favorecer las rentas más altas a través de la rebaja del IRPF, el conseller de Economia se mostró partidario de eliminar el impuesto de donaciones. Esta medida se sumaría a la supresión, en la práctica, del impuesto de sucesiones, que el Govern de la Generalitat aplicó hace dos semanas.

El conseller de Economia se mostró partidario de eliminar el impuesto de donaciones

El anuncio de Mas-Colell llega tres días después de que unos 20.000 trabajadores de servicios públicos de la Generalitat, especialmente del ámbito de la sanidad, se concentraran ante la Generalitat en protesta por los recortes que está aplicando el Govern de Artur Mas.

El conseller más increpado en esa concentración, Boi Ruiz, de Salut, ha insistido en estos últimos días en que no hay alternativa a los recortes sociales que ha puesto en marcha su conselleria con el argumento de que no hay dinero en las arcas de la Generalitat.

La medida avanzada por Mas-Colell provocó el rechazo de ICV-EUiA y ERC. El líder ecosocialista, Joan Herrera, catalogó de "muy descarado" el anuncio, por el hecho de aplicar recortes en sanidad y enseñanza y al mismo tiempo bajar impuestos a las rentas más altas.

"Este es un Gobierno que tiene dinero para eliminar el impuesto de sucesiones para 500 familias y para bajarlo a quien gana más de 120.000 euros al año", criticó Herrera. El secretario general de ICV aseguró que "el gran problema que tiene Catalunya es un Gobierno con poca sensibilidad social que no tiene toda la autoridad cuando va a reclamar, porque está haciendo el ajuste sin equidad".

Por su parte, el secretario general de ERC, Joan Ridao, catalogó de "inaceptable" que el Govern mantenga los recortes sociales mientras rebaja impuestos a las rentas más altas, como ya hizo con el impuesto de sucesiones.

Más noticias de Política y Sociedad