Público
Público

Cayo Lara tiene "sed de empleo" y no de elecciones

El líder de IU cree que los votantes del PSOE están "volviendo los ojos" a su federación

IÑIGO ADURIZ

Izquierda Unida no cree que la solución a la crisis económica sea la convocatoria anticipada de elecciones generales, tal y como propone el PP. Su coordinador federal, Cayo Lara, aseguró ayer que lo que tiene su formación es "sed de empleo". "Y creo que este país tiene sed de empleo", insistió utilizando la misma fórmula empleada por el líder del PP, Mariano Rajoy, el domingo, cuando aseguró que España tiene "sed de urnas".

En opinión del dirigente de IU, es en la creación de puestos de trabajo en lo que deberían centrar "todos los esfuerzos" los representantes políticos porque, según recordó, el del desempleo "es el drama de cuatro millones de españoles".

El coordinador federal de IU consideró que son "positivas" todas las reuniones que mantiene el Gobierno con los sindicatos mayoritarios en aras de mejorar la reforma laboral propuesta por el Ejecutivo y "evitar nuevos recortes sociales".

Respecto a la supresión de los 426 euros de ayuda a los desempleados y su reducción a 350, Lara consideró que el Gobierno pretende con medidas así "llevar a la gente al abismo". "Lo que hace el Gobierno es un recorte económico a los más débiles, a las víctimas de la crisis, mientras que los que son sus responsables continúan campando a lo ancho o se han marchado de rositas", lamentó el dirigente de la federación izquierdista. Y es que, según remarcó, el Ejecutivo sigue sin adoptar "ninguna medida" contra los especuladores, los grandes banqueros o los empresarios.

Durante la rueda de prensa en la que IU propuso la intervención de las cajas de ahorro para convertirlas en banca pública y así solucionar sus problemas de deuda, Lara valoró las últimas encuestas que dan a su formación hasta cuatro puntos más en estimación de voto sobre el resultado que obtuvo en 2008.

El Publiscopio hecho público ayer por este diario situaba de nuevo a la formación como la tercera con mayor fuerza en el conjunto del Estado, con una estimación del 7,5% de los votos, frente al 3,8% que obtuvo en las pasadas elecciones generales.

"Una ilusión en la casa de los pobres de vez en cuando viene muy bien", reconoció, exultante, el coordinador federal de IU. Los últimos estudios demoscópicos son, a su entender, "buenas noticias" que demuestran que "la gente de esta organización es gente seria que está trabajando con propuestas alternativas".

IU tratará de cautivar a esa ciudadanía que "se ha encontrado traicionada por la aplicación de las políticas del Gobierno socialista". "Muchos de esos 12 millones de votantes socialistas están volviendo los ojos a esta fuerza política porque están viendo que estamos lejos de la bronca interna", señaló.

Lara recordó que la federación a la que representa ha "estado en las movilizaciones con los trabajadores, contra los recortes de los derechos laborales y sociales", y es la que está "proponiendo solucionar la crisis por la vía social".

El dirigente izquierdista se mostró esperanzado en que las encuestas se mantengan en esa misma línea ya que, en su opinión, "es muy improtante que IU tenga más representación en las instituciones". "Será bueno para los trabajadores", zanjó.