Público
Público

Un centenar de heridos durante la celebración de La Nit de L'Albà

Un cohete se disparó antes de lo previsto prendiendo la Palmera de la Virgen, que aún estaba cubierta, lo que provocó una gran explosión

AGENCIAS

Un total de 103 personas resultaron heridas anoche en Elche durante la celebración de las fiestas de la Nit de LÀlbà, después de que un cohete prendiera antes de tiempo la Palmera de la Virgen. Seis de los heridos se encuentran en estado grave, la mayoría del equipo de pirotécnicos.

El incidente comenzó con la explosión de un cohete diez minutos antes de lo previsto que debía prender la Palmera de la Virgenen el campanario de la Basílica de Santa María, donde cada año a las 00.00 horas se lanza la palmera, como colofón a la Nit de l'Albà.

Según el técnico de fiestas del Ayuntamiento de Elche, José Guilabert, el perímetro de seguridad era el mismo de otros años y en el momento de descubrir la Palmera de la Virgen un cohete entró en la parte inferior, lo que provocó. En ese momento, media palmera estaba cubierta con la lona, lo hizo que se desviaran los cohetes que terminaron en el suelo, informa EFE.

Del total de los heridos, 22 fueron atendidos en el Hospital General de Elche, y otros cinco en el Hospital de Vinalopó. El resto recibieron asistencia en el lugar del suceso. En el primer centro tan sólo queda ingresado un paciente, que está pendiente de una ecografía, informa Europa Press.

Por su parte, respecto al Hospital de Vinalopó, acudieron anoche a Urgencias tres personas con quemaduras de primer y segundo grado. En concreto, se presentó un joven, de unos 21 años, afectado por la carretilla en un costado; y otras dos personas, de 18 y 42 años, con quemaduras en las manos. Los tres paciente no llegaron a ser ingresados y se fueron a sus casas tras ser atendidos.

Otras dos personas se han presentado esta mañana en el Hospital de Vinalopó para recibir unas curas por quemaduras. Además, el centro espera la llegada de un niño de tres años, que tras ser atendido de Urgencias anoche en otro centro, tendrá que pasar la revisión aquí.

La alcaldesa, Mercedes Alonso, lamentó lo ocurrido diciendo que "es un momento muy triste, aunque no ha habido ninguna desgracia".

Desde el equipo de Gobierno han asumido su responsabilidad y han pedido disculpas a las personas que se hayan visto afectadas. Asimismo han afirmado que las fiestas patronales continúan a pesar de lo ocurrido, al no haber tenido que lamentar víctimas mortales.

En el momento del suceso, la sorpresa e indignación reinó por toda la ciudad, al no creerse que la Palmera de la Virgen, por primera vez, se adelantara 10 minutos antes de la medianoche. Con el paso de los minutos, cientos de ilicitanos se agolpaban junto a la Basílica de Santa María, pidiendo explicaciones a la alcaldesa sobre lo sucedido.

Más noticias de Política y Sociedad