Público
Público

Los centros de menores de Ceuta y Melilla están saturados

'La Esperanza' y 'La Purísima', respectivamente, están "al límite", debido al incremento de inmigración infantil procedente de Marruecos y el África subsahariana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ceuta y Melilla viven estos días una situación límite en los centros de acogida, por la situación de saturación que han provocado las últimas entradas de menores extranjeros no acompañados que se han registrado en las dos ciudades autónomas.

En el centro de menores de La Purísima de Melilla, el número de acogidos ha alcanzado los 200, unos 80 por encima de su capacidad máxima, ya sobrepasada desde hace meses, mientras que en La Esperanza de Ceuta hay unos 150 acogidos. En Melilla, el número es todavía mucho mayor, ya que, además de La Purísima, que es el que se toma como referencia, existen otros centros que albergan a extranjeros no acompañados.

Aunque las dos ciudades comparten el incremento de la denominada inmigración infantil en los últimos días, existen diferencias entre ambas, ya que, mientras en Melilla las últimas entradas corresponden a menores subsaharianos, en Ceuta son fundamentalmente marroquíes, por el paso fronterizo del Tarajal.

La alarma se ha extendido, pues la ocupación antes de los últimos accesos ya era muy elevada, sobre todo teniendo en cuenta la extensión de Ceuta y Melilla, ciudades de apenas 19 y 13 kilómetros cuadrados, respectivamente.

El incremento de la presión migratoria ha coincidido también con la llegada del buen tiempo, siguiendo la tónica tradicional de que, con el verano, se registra un mayor número de intentos de entrada.

La inesperada llegada a Melilla de 23 subsaharianos en apenas siete días ha obligado a adaptar una de las aulas de La Purísima, donde se han instalado literas de manera provisional, ya que el centro ya estaba por encima de su capacidad antes de esta última oleada.

La mayoría de ellos llegaron el viernes, coincidiendo con el intento de entrada masivo protagonizado por un gran número de subsaharianos, un asalto en el que, según ha confirmado hoy la Delegación del Gobierno, participaron más de cien personas, el doble de lo que se dijo inicialmente.