Público
Público

Chantajistas sobre dos ruedas

Caen cuatro ángeles del infierno' por extorsionar 20 años a un club de moteros

Ó.LÓPEZ FONSECA

Era casi un ritual. Cada año, Pedro R. S., alias Pedro 81, citaba en su despacho de Valencia al responsable del club Big Twin, de Castellón. Allí, le imponía las condiciones para que la concentración anual de moteros que estos organizaban transcurriese 'sin incidentes': 10.000 euros, una carpa sin costo para poder vender sus productos, y bebida y comida gratis. Así durante 20 años, hasta que la semana pasada la policía lo detuvo junto a otros tres cabecillas de la banda Ángeles de infierno que lideraba.

La investigación se inició en marzo de 2010, después de que en la comisaría de Castellón se recibiese una información en la que se señalaba que el club motero de la localidad, que lleva 25 años organizando una concentración de amantes de las célebres Harley Davidson, se veía obligado a entregar un impuesto revolucionario a los Hell's Angels de Valencia y que sus dirigentes nunca habían denunciado por miedo a las represalias.

Los agentes comprobaron cómo Pedro 81, presidente del supuesto grupo extorsionador, citaba al responsable de la otra asociación para que se desplazara hasta Valencia. Cuando llegaba a la sede de los Ángeles del infierno, otros integrantes de esta banda le retiraban el móvil para que no pudiera grabar el encuentro, así como sus otros efectos personales, y lo conducían a la presencia de su líder.

El ahora detenido incluso le amenazaba con tomar represalias contra él y su familiaUna vez ante él, este le obligaba a contratar su servicio de seguridad si no quería que su grupo reventase la reunión de motoristas con peleas, agresiones y quema de motocicletas. Según la policía, el ahora detenido incluso le amenazaba con tomar represalias contra él y su familia.

Tras recopilar las pruebas, la policía citó la pasada semana a Pedro 81, de 43 años, en la comisaría de Castellón. Al llegar, fue detenido. También fueron arrestados otros tres ángeles del infierno: A. G. C., de 37 años; J. M. G. G., de 47, y J. J. E., de 39, todos, acusados de extorsión y asociación ilícita. Un juez decretó posteriormente su libertad con cargos.

Pedro 81 no era un desconocido para la policía. En abril de 2009, ya fue detenido por la Guardia Civil junto a otros 21 ángeles dentro de la operación Grigori. Entonces fue acusado de tenencia de armas, asociación ilícita y resistencia. Con las detenciones dadas a conocer ayer, ya son cuatro las operaciones desplegadas en España contra diferentes grupos de Hell's Angels. En todos los casos, la extorsión era una de sus actividades.

Más noticias