Público
Público

Cientos de personas despiden a la estudiante muerta que sufrió acoso escolar

El caso está está siendo investigado por la policía judicial y un Juzgado de Ciudad Real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de personas han despedido este miércoles en la parroquia de la Santísima Trinidad de Torralba de Calatrava (Ciudad Real) a la estudiante de 16 años de origen ecuatoriano que presumiblemente sufrió acoso escolar en el IES Juan de Ávila y que murió ayer tras intentar suicidarse el pasado viernes. La iglesia de la localidad manchega se ha quedado pequeña para acoger el funeral con el que la familia ha querido despedir los restos de Mónica Patricia J., fallecida ayer en el Hospital General de Ciudad Real.

Las escenas de dolor han sido constante entre los padres y familiares de la niña, arropados por gran parte de la comunidad ecuatoriana en la provincia de Ciudad Real. El funeral por la joven se ha producido una vez que la familia recibió ayer en el centro hospitalario el cuerpo de la menor, tras cumplirse su deseo de donar sus órganos.

Durante la homilía que ha tenido lugar durante el funeral, el párroco que la ha oficiado ha destacado precisamente el gesto de la familia de donar los órganos de Mónica Patricia. 'Ella se ha despedido dando vida al hacer posible que hoy mismo cinco o seis personas hayan podido recibir sus órganos', ha dicho.

La estudiante, que presuntamente llevaba un tiempo sufriendo insultos, humillaciones y burlas murió este martes después de que decidiera quitarse la vida en su casa de Torralba de Calatrava. El posible acoso escolar está siendo investigado por la policía judicial y el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ciudad Real, que ha dado traslado la Fiscalía de Menores.

Por su parte, la Consejería de Educación también ha abierto una investigación para esclarecer el caso de esta alumna, que cursaba 2º de la ESO en el instituto ciudadrealeño, con el fin de esclarecer lo ocurrido y depurar responsabilidades 'si las hubiera'.

En declaraciones a Efe, María Jaramillo, tía de la menor, explicó ayer que a su sobrina nunca le gustó el IES Juan de Ávila en el que estudiaba en la capital manchega, pues sus compañeros la molestaban por su perfil 'débil y frágil'. En este sentido, recordó que su sobrina ya sufrió una agresión física a las puertas del instituto, aunque es incidente quedó aclarado 'sin mayores consecuencias', pero al inicio de este curso escolar 'volvió el acoso' e incluso en el autobús que la llevaba de Torralba a Ciudad Real sufría 'burlas constantes'.

Más noticias en Política y Sociedad