Público
Público

CiU y PP agitan en El Prat el espantajo de Magdalena Álvarez

Duran acusa a PP y PSOE de querer convertir El Prat en la T-5 de Barajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sin querer avanzar posibilidades de futuro, lo cierto es que CiU y PP coincidieron ayer en escenario, el aeropuerto de El Prat, y blanco de críticas, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. El candidato de CiU a las generales, Josep Antoni Duran i Lleida, buscó ayer en el aeropuerto el ejemplo más ilustrativo de la utilidad de votar a la federación nacionalista.

Desde la misma terminal de carga, Duran denunció que 'existe una estrategia política compartida por el PP y PSOE, impulsada por el PSOE y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y apoyada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que pretende que El Prat sea pura y simplemente un nueva terminal del aeropuerto de Barajas, la nueva T-5 de Barajas'.

Magdalena Álvarez es una de las heridas por donde los socialistas catalanes más han sangrado en los últimos menes. Pero hasta ayer no había sido utilizada en campaña. Por eso Duran se reservaba ese golpe para la última semana, y le sirvió además para entonar uno de los clásicos nacionalistas: PP y PSOE, en cuanto a Catalunya se refiere, son lo mismo.

Iberia y Spanair

El líder democristiano fue más allá y acuso al gobierno de Zapatero de 'parcialidad' al 'apoyar descaradamente la compra de Spanair por parte de Iberia'. Estos planes de la compañía de bandera han levantado ampollas en Catalunya, ya que se considera que Iberia no apuesta por El Prat y sí por Barajas.

Tanto es así que incluso la candidata del PP, Dolors Nadal, que también visitó el aeropuerto ayer por la mañana, se mostró partidaria de 'redistribuir' los espacios de la nueva Terminal Sur de El Prat si Iberia compra Spanair. Nadal tampoco desaprovechó la ocasión de cargar contra Magdalena Álvarez y afirmó que el PP es el único partido que garantiza que no volverá a ser ministra. Un golpe directo al estómago.

La resaca de Pizarro

Lástima que en el golpe de Nadal se percibían de forma demasiado evidente las ganas de contrarrestar el efecto de la metedura de pata de Manuel Pizarro en Girona. La candidata se desmarcó de los comentarios del flamante número 2 por Madrid, que acusó a los catalanes de ser unos 'gorristas' y de quejarse en demasía. 'Pizarro ejerce de aragonés y tiene una forma de decir las coasas con mucha vehemencia', dijo Nadal, que admitió que 'yo nunca habría utilizado esas palabras'.

Pero lo dicho dicho está, y por eso la candidata socialista, Carme Chacón, afirmó ayer que se trataba de 'una ofensa en toda regla que el propio Pizarro y el propio Rajoy deberían rectificar formalmente'. No hay indicios de que eso ocurra. Y en el PP de Girona todavía se estiran de los pelos.