Público
Público

"Los ciudadanos harán valer su derecho al aire sin humo"

Leire Pajín inicia el nuevo año con una prueba de fuego sobre la mesa: la entrada en vigor hoy de la nueva Ley Antitabaco

ANTONIO GONZÁLEZ

Leire Pajín inicia el nuevo año con una prueba de fuego sobre la mesa: la entrada en vigor hoy de la nueva Ley Antitabaco. La posible existencia de insumisos, tanto particulares como institucionales, así como la existencia o no de recursos suficientes por parte de comunidades y ayuntamientos para hacer cumplir la norma, podrían lastrar el arranque de la nueva Ley, aunque la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad no tiene dudas de que todos acatarán una norma que, en definitiva, no busca más que mejorar la salud pública.

"Los hosteleros serán los más firmes defensores de esta norma"

¿Tiene miedo al incumplimiento de la Ley por los fumadores?

Los ciudadanos españoles han expresado reiteradamente su apoyo más que mayoritario a esta Ley, que permitirá disfrutar de ambientes sin humo tanto a los fumadores como a los no fumadores, y que mejorará la salud de todo ellos y, especialmente, de los menores y de los trabajadores de la restauración. La Ley se ha aprobado con un alto grado de consenso y no tiene cabida la interpretación; dos ingredientes fundamentales para su normal cumplimiento.

¿Cree que los hosteleros acatarán la Ley desde el primer momento o habrá que obligarles?

"No contemplo la insumisión a leyes que aprueba el Parlamento"

Algunos han mostrado reticencias comprensibles hacia una ley que cambiará profundamente nuestras costumbres. Estoy convencida de que, cuando comprueben que sus negocios no se resienten por la prohibición de fumar en los espacios cerrados, como ha ocurrido en otros países de nuestro entorno, serán los más firmes defensores de una norma que protege a los trabajadores y mejora los ambientes de sus locales.

Con las competencias de salud pública transferidas, ¿tiene Sanidad armas suficientes para hacer cumplir la Ley?

La mejor arma de este Ministerio y de todo el Gobierno es el respaldo ciudadano a esta reforma legal. No creo que vaya a ser necesaria la intervención de ningún elemento coercitivo para que la Ley se aplique con normalidad. Llevamos décadas de convivencia con el humo en bares y restaurantes, pero estoy convencida de que será la propia sociedad la que exija que se respete su derecho a disfrutar su ocio en espacios sin humos desde el primer día. La norma fue aprobada en el Congreso por la práctica totalidad de los grupos, por los partidos que sustentan los gobiernos autonómicos de todo el Estado, por lo que supongo que la acatarán sin reparos. Independientemente de que estoy segura de que la ley se va a cumplir de modo general, cualquier persona podrá denunciar el incumplimiento de la Ley dejando constancia del hecho en el libro de reclamaciones del establecimiento en cuestión así como presentando denuncia en la instancia correspondiente de su comunidad autónoma.

"El Gobierno no contempla erradicar los cultivos de la planta de tabaco"

¿Tienen las comunidades suficientes recursos para aplicar la norma?

Los tiene el Gobierno y los tienen las comunidades. Fumar en un espacio público cerrado podrá ser sancionado tanto por la comunidad autónoma por no cumplir con la Ley en materia de salud pública como por el Gobierno en materia de riesgos laborales para el trabajador. Por lo que respecta a los mecanismos de inspección, son las autonomías las que deben hacer valer el cumplimiento de la norma pero, además, con la reforma se establece que la Inspección de Trabajo podrá velar por la vigilancia y el control de la Ley. No obstante, el cambio de hábitos y el comportamiento cívico es la primera y mejor garantía para que esta Ley se cumpla. Ahora bien, quien decida no hacerlo tendrá que enfrentarse a los mecanismos del Estado. En cualquier caso, confío en la madurez de los españoles y sé que están muy a favor de esta Ley. Si se producen situaciones de incumplimiento, que serían excepcionales, como en todas las demás leyes, deberán ser perseguidas, y para ello los recursos son suficientes. Pero, en general, creo que será la ciudadanía la que hará valer su derecho a respirar aire sin humo de tabaco.

¿Qué puede hacer el Ministerio, o en su caso el Gobierno, si alguna comunidad autónoma decide rebajar las exigencias de la Ley estatal?

La Ley es muy clara, y no deja resquicio a interpretaciones al no permitir excepciones a la norma general de no permitir fumar en ningún espacio público cerrado. Así lo han querido todos los grupos parlamentarios que la han apoyado en el Congreso y que, repito, son los partidos que gobiernan en todo el Estado. No contemplo la insumisión a las leyes que aprueba el Parlamento y la ciudadanía sabría castigar esas actitudes.

¿Qué tiene que decir a los fumadores que se sienten acosados por esta normativa?

Quiero dejar claro que este Gobierno no prohíbe fumar, sólo asegura que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a disfrutar del ocio en los lugares públicos en espacios libres de los efectos nocivos del humo del tabaco.

¿Llegará el día en que el tabaco esté prohibido en todos los espacios públicos, inclusive los abiertos?

Ese planteamiento no está sobre la mesa en ningún país de nuestro entorno.

¿Cuándo dejará de ser tan barato el tabaco en España y se pondrá a nivel europeo?

Acabamos de tomar una medida que incrementa el precio del tabaco precisamente para acompañar una decisión del Gobierno portugués que podría haber dado lugar a situaciones de desequilibrio en el precio de venta del tabaco entre ambos países.

¿Habría que erradicar los cultivos de tabaco que aún existen en España?

En absoluto. No es una decisión que contemple este Gobierno.

¿Deberían los fumadores pagar más por alguna vía por el sobrecoste sanitario que genera su adicción?

Claramente no. No debe discriminarse a ninguna persona por tener adicciones o enfermedades más graves o más costosas. Nuestro sistema de salud garantiza la equidad y la no discriminación por ningún motivo.

Más noticias de Política y Sociedad