Público
Público

Clamor de la oposición contra Rajoy

La oposición en bloque pide al presidente del Gobierno que acuda al Congreso a explicar las condiciones del rescate. Los portavoces advierten de que la ayuda financiera no saldrá gratis para los ciudadanos, como quiere vender el Ejecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición no va a dejar a Mariano Rajoy irse de rositas. Ni mucho menos. Ya ayer sábado, cuando el Gobierno reconoció que había capitulado, que había pedido ayuda a Europa, partidos y sindicatos adelantaron que el presidente del Gobierno debía de dar la cara en el Congreso para explicar el préstamo a España, una decisión que a buen seguro cambiará la vida del país y de los ciudadanos. Y ellos, a diferencia del Ejecutivo, que ha señalado el rescate como palabra maldita, tabú, sí utilizan el términos sin complejos. 

La conferencia de prensa de Rajoy hoy en la Moncloa, con toda la formalidad y el boato que desprende el Salón de Tapices de la Moncloa, no sirvió de bálsamo para la oposición. Ni como sustituto de una comparecencia en el pleno de la Cámara baja. Ni para disipar dudas de las consecuencias de esa línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros abierta desde Europa. Pero el presidente no tiene previsto acudir a la Cámara hasta despúes del Consejo Europeo de finales de mes, momento en el que además se concretarán las condiciones de la asistencia financiera a España, según informaron fuentes gubernamentales citadas por Efe. Dar cuentas en el Parlamento tras la cumbre de la UE no es ningún favor. Es lo preceptivo. 

El PSOE reprodujo este domingo las coordenadas ya adelantadas ayer. El rescate es una mala noticia, porque 'deteriora' la imagen del país y no 'una lotería', no un regalazo de 'los Reyes Magos', dijo el secretario general de los socialistas. Alfredo Pérez Rubalcaba desconfía de que la manguera de 100.000 millones de euros no suponga ninguna imposición de más ajustes macroeconómicos. El principal partido de la oposición volvió a reclamar una comisión de investigación que analice, vigile y proponga medidas mientras dure todo el proceso de recapitalización. 

'Cada español tendrá una deuda de unos 2.000 euros que pagará el Estado', dice Lara

Izquierda Unida no tiene dudas. Cayo Lara, en rueda de prensa en Ciudad Real, pidió a Rajoy que 'deje de mentir'. 'No hay duda de que vamos a tener que pagar una deuda que no es nuestra y sus intereses antes que tener un Estado del bienestar, por mucho que digan que sólo afecta al sistema financiero', ya que a fin de cuentas el Gobierno es el 'garante' último de que los préstamos se devolverán. El coordinador federal hizo una simple cuenta: el Estado 'aumenta su deuda y su déficit y, de media, cada español va a tener una deuda individual de más de 2.000 euros que pagará a través de los Presupuestos Generales del Estado'. Estamos, subrayó, ante 'un rescate y una intervención', como bien ilustra el comunicado del Eurogrupo. Su compañero en la federación Gaspar Llamazares incidió desde Oviedo en la misma idea: no es 'un crédito blando', sino una 'intervención' pura y dura, que 'se da a cambio de recortes sociales que supondrán un retroceso en los derechos de ciudadanos y trabajadores'. 'Todos sabemos que no se dan euros a 40 céntimos', explicó.  

A la espera del pleno de rendición de cuentas del Consejo Europeo, el Congreso vivirá un debate adelantado sobre el rescate esta semana. El martes, Lara defenderá la creación de una comisión de investigación sobre el descalabro financiero que tantas veces ha reclamado, sin éxito, el grupo que él preside, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA). 

Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) ya había señalado el sábado que claro que se trataba de un rescate que se cargaría en las espaldas de los ciudadanos. 'Los préstamos son al Frob [el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria], que es un organismo público, con lo que responden los Presupuestos y por tanto los ciudadanos', sostuvo su portavoz en la Cámara baja, Joan Coscubiela. Este domingo, siguió condenando las 'mentiras' del Ejecutivo, esta vez por boca de su presidente. 'Las mentiras de Rajoy y la desconfianza que provocan es tal que un día de estos, si nos dice que se llama Mariano, la ciudadanía no le creerá', ironizó en Twitter. 

La oposición denuncia el 'engaño' y las 'mentiras' del Ejecutivo

No es un rescate, sentenció Francisco Jorquera, diputado del BNG, en un comunicado es un 'saqueo' al pueblo, y traerá 'más recortes de derechos económicos y sociales'. Como las otras formaciones de izquierda, los nacionalistas gallegos censuraron la estrategia fraudulenta del PP: 'El Gobierno está intentando engañar a la gente sobre las consecuencias' de la asiestencia europea, cuando en realidad es 'el conjunto de la sociedad la que va a tener la factura de este préstamo multimillonario a la banca'. 

La reclamación de explicaciones al presidente no se limitó a la izquierda parlamentaria. También UPyD señaló con dedo acusador al jefe del Ejecutivo y le exigió que vaya ya al Congreso. Para la portavoz del partido, Rosa Díez, la comparecencia de Rajoy de esta mañana estuvo 'plagada de mentiras encadenadas', porque el préstamo europeo engrosará la deuda y el déficit y es 'falso' que vaya directamente a los bancos. Va al FROB, recordó, y es al Ejecutivo al que corresponde su reembolso. Díez se dijo irritada por la promesa del presidente de que llamará al pan, pan, y al vino, vino, y de que dirá 'la verdad' contra viento y marea: 'Debe ser que el presidente Rajoy tiene un concepto muy relajado de lo que es la verdad', remachó. 

La imagen de la 'lotería' que mentó Rubalcaba también fue evocada por Iñigo Urkullu, presidente del PNV. 'A España no le ha tocado el Euromillón', sino que 'está siendo rescatada en todos sus términos'. El líder nacionalista pidió la 'aclaración' de la ayuda bancaria en el Congreso, que se cancele de una vez la etapa de 'opacidad' que ha caraterizado al Gobierno, igual que su panoplia de 'eufemismos o sinónimos blandos'. 'Ante todo ello, mi preocupación –agregó– son las consecuencias que esto pueda traer para el sistema financiero intervenido'. 

El rescate no es ni 'lotería' ni 'Euromillón', avisan PSOE y PNV

De todas las fuerzas de la oposición, la más tibia fue –como cabía esperar– Convergència i Unió (CiU). Josep Antoni Duran i Lleida no rehuyó el término rescate, pero insistió en que no se puede homologar a una 'intervención económica' como la que sufrieron Grecia, Irlanda y Portugal. El auxilio prestado por la UE, sostuvo el portavoz convergente en la Cámara baja, alejará a España 'de la cúpside del peligro constante'. Sí asumió que 'habría sido mejor no recurrir al rescate', pero se sintió satisfecho con la fórmula acordada para sanear al sistema fianciero. 

Fuera de los partidos, las críticas siguieron arreciando por parte de los sindicatos. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha subrayado que la consecuencia de la petición de ayuda es el endeudamiento de la sociedad, mientras que desde Comfia-CCOO exigen garantías de empleo en los procesos de reestructuración y transparencia para explicar las consecuencias del proceso.