Público
Público

La cocina y las pachangas futboleras, causantes de la mayoría de los accidentes cotidianos

Un estudio revela que el 58% de los accidentes domésticos y de ocio se producen en el hogar. Los hombres se lesionan más haciendo actividades deportivas y las mujeres en la cocina

AGENCIAS

Un estudio del Instituto Nacional de Consumo ha revelado que el hogar sigue siendo el lugar más peligroso, con el 58 por ciento de los accidentes domésticos y de ocio registrados el año pasado, la mayoría por azar o imprudencia.

El informe presentado hoy demuestra, no obstante, que los 1.754.335 accidentes ocurridos en 2007 suponen un ligero descenso con respecto a 2004 (la última vez que se realizó el estudio) lo que, según la directora general de Consumo, Etelvina Andreu, se debe a "una mayor precaución y conciencia de los posibles peligros".

Según el estudio, las mujeres sufren más accidentes domésticos que los hombres (un 56,2 por ciento frente a un 43,8 por ciento), aunque hasta los 45 años son los hombres los que acumulan mayor número de lesiones, sobre todo relacionadas con deportes y juegos al aire libre.

"Son esos partidos de fútbol 'amateur', de solteros contra casados o de vecinos, y esas excursiones de fin de semana en bici lo que plantea más peligro para los hombres", ha explicado Andreu, quien también ha destacado el bricolaje y las "chapuzas" domésticas entre las causas más frecuentes.

Para las mujeres, sobre todo en las franjas de edad más avanzada, la casa y, en concreto la cocina, son los lugares en los que se producen más accidentes; lo que demuestra "que aún persiste una gran división de responsabilidades dentro del hogar", según Andreu.

El estudio ha sido realizado mediante entrevistas a 186.742 personas elegidas de forma aleatoria en núcleo poblacionales de más de 2.000 personas de todo el territorio nacional y, por definición, excluye los accidentes de tráfico, laborales, de deportes profesionles, peleas, atracos o enfermedades.

En conferencia de prensa, Andreu ha explicado que no sólo ha descendido el número total de accidentes, sino también la gravedad, como demuestra el hecho de que en 2007 sólo necesitara hospitalización en 2,2 por ciento, frente al 3,9 por ciento en 2004. Preguntados por las causas de los accidentes, un 37 por ciento consideró que la lesión se produjo "por causas fortuitas", un 25,5 por ciento por "temeridad o imprudencia" y un 23 por ciento "por distracción".

Estos datos demuestran, en opinión de Andreu, que la seguridad de los productos es cada vez mejor -dado que no aparecen mencionados como causas- y que la cautela u precaución aumentan con una mayor información y conocimiento.

En cuanto a edades, el estudio ha puesto de manifiesto que las personas entre 25 y 44 años son las que más accidentes domésticos y de ocio sufren (un 38,6 por ciento) y los que menos, los niños menores de un año (0,16 por ciento).

Entre las actividades físicas, las más "peligrosas" son los deportes "de equipo con pelota", responsables del 48 por ciento de los accidentes, seguido de los de "ruedas sin motor" -bicicletas, patinetes, patines-; los deportes individuales "de riesgo", tipo nieve, vuelo o escalada "ocupan un lugar mucho menos destacado" en la encuesta.

El estudio también refleja que los accidentes más frecuentes están causados por caídas (41,4%), aplastamientos, cortes y desgarros (22,6%), golpes o choques (13,0%), por efectos térmicos o quemaduras (9,6%) y por esfuerzos físicos o agotamiento (4,2%).

Sociológicamente, los accidentes domésticos afectan más a mujeres que a hombres y sobre todo a aquellas que tienen más de 45 años; por contra, los juegos, el deporte y el bricolaje causan más accidentes entre los varones, en especial los de 15 a 24 años.

Otro dato curioso del informe es el que refleja la gran estacioalidad de los sucesos: así agosto, diciembre y abril, son los meses más "peligrosos", cuando hay más tiempo libre y energía para acometer "nuevos proyectos", ha planteado Andreu.

Más noticias de Política y Sociedad