Público
Público

Comienza el relevo en IU Asturias

La diputada y exconsejera regional Noemí Martín opta a sustituir a Jesús Iglesias al frente de la tercera federación de IU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida ya está sumergida en su proceso de renovación interna. Pero no vale ninguna equiparación con el PSOE o el PP, ni siquiera en la cadencia y el orden. El cambio en las estructuras orgánicas no arranca primero en el ámbito federal, para luego seguir los cónclaves en las federaciones y en las agrupaciones locales. El procedimiento no está así tasado. Los territorios tienen plena autonomía para programar su asamblea, y puede ser antes o después de la federal. 

En este caso, ni siquiera hay una fecha cerrada para la X Asamblea Federal –la llamada a revalidar, en medio de una calma interior inédita, a Cayo Lara como coordinador–, aunque se baraja el fin de semana del 7, 8 y 9 de diciembre. Pero antes de ella se desplegarán otros procesos asamblearios. El pasado 3 de junio se eligió como nuevo líder de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA, la marca catalana de IU) a Joan Josep Nuet, en sustitución de Jordi Miralles. Y en poco más de 15 días, el 29 y 30 de junio, se celebrará el cónclave de la tercera federación de IU en número de afiliados –tras Andalucía y Madrid– y la primera en número de votos (cerca de un 14% en las últimas autonómicas y un 13,24% en las generales del 20-N): Asturias. 

Ayer jueves se conoció el nombre de la aspirante a coordinadora de IU en el Principado: Noemí Martín. Sucedería así en el cargo a Jesús Iglesias (Gijón, 1959), líder regional desde 2000. Martín (Avilés, 1968), diplomada en Trabajo Social, es diputada autonómica desde 1995 y ejerció de consejera de Bienestar Social y Vivienda en la última legislatura en la que socialistas e IU gobernaron juntos, de 2008 a 2011. Antes, en 2006, fue fugaz secretaria general de los comunistas asturianos

La aspirante promete una renovación interna 'sin rupturas innecesarias'

Martín dirigió el miércoles una carta a los afiliados del Principado, a la que ha tenido acceso Público [descargar aquí]. En ella se presentaba como la cabeza de una candidatura 'que quiere ser plural, con la mano tendida al conjunto de las organizaciones locales y al conjunto de las visiones de la organización'. La diputada explica que la federación regional tiene ahora el reto de 'dar continuidad a un amplio proceso de renovación' que comenzó hace un año, con las últimas elecciones muncipales. El relevo, dice, debe ser 'equilibrado para que los procesos de cambio se produzcan sin rupturas innecesarias'. 'El futuro de la organización –escribe– debe construirse a partir del legado recibido, intento superar nuestros déficits, pero también aprovechando los logros alcanzados'. En definitiva, entiende que IU sale 'reforzada' cuando es capaz de combinar 'caras nuevas junto a otras que cuentan con mayor experiencia'. 

Al margen de la sucesión de dirigentes, la candidata cree que es igual de importante la 'actualización' de los métodos de trabajo y de diálogo con la sociedad, avanzando hacia 'más democracia, participación y transparencia interna'. 

Martín representa, pues, el recambio y al mismo tiempo la continuidad del proyecto. Esta ya se daba por descontada, ya que la federación ha exhibido en los últimos años una gran cohesión interna. Es el feudo inexpugnable de Gaspar Llamazares, en donde se halla su ejército de fieles. La unidad de criterio sí sufrió un severo rasguño el mes pasado. Entonces, la dirección se partió en dos, entre los partidarios de entrar en un Gobierno de coalición con el PSOE –opción capitaneada por Iglesias y su secretario de Organización, Ángel González–, y los que apostaban por apoyar a los socialistas desde fuera, con un pacto de legislatura, sin asumir el desgaste por los ineludibles recortes. Entre estos últimos se encontraba la propia Martín o el secretario de Comunicación, Pablo Prieto. Ganó esta segunda vía, por apenas 16 votos

Martín insiste en que IU dé una 'respuesta a la crisis desde la izquierda'

Martín cree que ahora es prioritario tomar la asamblea como trampolín para 'dar respuesta a los problemas de las personas'. 'Y más ahora, en un país intervenido donde los avances sociales están en grave peligro. Tenemos la obligación de aprovechar esta asamblea para articular una respuesta a la crisis desde la izquierda y consolidar IU como el referente fundamenta para la izquierda social y política' del Principado. 

No es previsible gran contestación en la asamblea regional, a la que acudirán unos 400 delegados. Un grupo de afiliados constituyeron, no obstante, la corriente Voces por el Cambio, en la que se integraron dirigentes como la alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina, o el líder de la Federación de Industria de CCOO, Maximino García. Este sector planteaba una renovación en los órganos de dirección y una mayor relación de esta con las bases, por lo que pidieron que el acuerdo de legislatura firmado con el PSOE fuese votado por la militancia, informa Efe. 

No obstante, habrá que esperar al último fin de semana de junio. La asamblea, en cualquier caso, no generará ningún dolor de cabeza a IU federal. La cúpula de Lara sí que está mucho más expectante de lo que ocurra en Extremadura, donde la oposición al coordinador, Pedro Escobar, sí ha crecido. La perspectiva de poder desbancarle y, con él, que se abra la posibilidad de una posibilidad de censura al PP, quedaría en principio más cerca.