Público
Público

El concierto que el PP quiso vetar

El viernes se celebró sin incidentes el Concierto por la Tercera República en la Alameda de Hércules, en Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Decenas de jóvenes sentados en el suelo, algunos hasta con sus propias guitarras, se congregaron ayer, viernes, en el concierto por la Tercera República, celebrado en la Alameda de Hércules, en Sevilla. Sonó el himno de Riego por unos altavoces que chirriaban cada pocos minutos. Hubo un tributo especial a la figura del poeta Miguel Hernández, se habló del Che Guevara y La Pasionaria... y cantaron Los chikos del maíz. Ni soflamas proetarras ni altercados, como denunció el PP, que pidió al Ayuntamiento, sin éxito, la suspensión del concierto.

'Llevamos días flipando. Hemos salido en los periódicos tachados de etarras sin preguntarnos nadie por qué. Lo que el Partido Popular de Sevilla no puede aguantar es que hagamos críticas a la Iglesia contratados con dinero público', explicó Ricardo Vega, uno de Los chikos del maíz. El concejal de Juventud, José Manuel García (IU), los acompañó para mostrarles su apoyo. 'El PP boicotearía hasta un coro rociero si conmemorara la República', dijo García. 'No entiendo cómo en un sistema democrático se pueda prohibir hablar de canciones con críticas a la Iglesia o al franquismo. La gente mayor no se ha atrevido a venir por el miedo y eso no es justo', afirmaba Teresa, una chica argentina.

El concierto llegó hasta a la Audiencia Nacional, donde el juez Fernando Andreu archivó la denuncia interpuesta por la Asociación Víctimas Terrorismo Verde Esperanza, presidida por Francisco José Alcaraz, para que prohibiera la actuación. Plataformas como HazteOir.org también se sumaron al intento de boicot.

'Nosotros  condenamos el terrorismo de ETA y muchos del Partido Popular no son capaces de condenar el franquismo', insistió Vega. El epílogo llegó a las doce de la noche, como estaba estipulado.

Más noticias en Política y Sociedad