Público
Público

Condenado a catorce años de cárcel por abusar de tres niñas

La asociación de padres de la escuela tendrá que pagar una indemnización

LLUISA FUENTES GONZÁLEZ

El Tribunal Supremo confirmó este viernes la condena de 14 años de cárcel que, a principios del año pasado dictó la Audiencia de Girona, contra el monitor del colegio Cassià Costal, Salvador Jofre, por abusar sexualmente de tres niñas de tres y cuatro años durante las clases de manualidades.

El Tribunal también condena a la Asociación de Madres y Padres (AMPA) de la escuela como responsable civil subsidiaria por haber contratado al monitor. Por ello, la AMPA deberá pagar 18. 000 euros de indemnización si la compañía de seguros no asume la sentencia.

El Supremo absolvió al monitor del delito de posesión de pornografía infantil por el cual fue condenado en enero del 2008 a tres meses de cárcel. La policía encontró en el ordenador del condenado un millar de ficheros pornográficos y unas 200 fotos de menores desnudos en posturas obscenas o manteniendo relaciones sexuales.

Sin embargo, según la sentencia, "la actuación judicial en este punto estuvo plagada de irregularidades", ya que el registro domiciliario se efectuó sin la presencia del secretario judicial ni del procesado. Además, el Supremo sólo consideró probados tres de las 11 denuncias por tocamientos por parte del monitor.

El presidente de la Audiencia provincial señaló, como aspecto "novedoso" en la sentencia, la condena a la Asociación de Madres y Padres como responsable civil subsidiaria. Durante el juicio, los representantes de la entidad manifestaron que no se hacían responsables de las actuaciones delictivas realizadas por el procesado.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres en Girona, Imma Fuyà, se limitó a señalar que aún no han estudiado el contenido de la sentencia y que hablaran con sus abogados para ver si se puede evitar el pago de la indemnización, en caso que la compañía de seguros no se haga cargo. Fuentes jurídicas indicaron que las aseguradores acostumbran a desentenderse en este tipo de casos.

Más noticias de Política y Sociedad