Público
Público

El Congreso rechaza una propuesta del PP a favor de los chiringuitos

El PSOE asegura que el Gobierno "trabaja con el objetivo de regularizar los establecimientos no acogidos a la Ley de Costas"

EFE

El Congreso de los Diputados ha rechazado este martes la proposición no de ley presentada por el Partido Popular para paralizar las actuaciones del Gobierno de desalojo de los chiringuitos de la playa por razones medioambientales, culturales y económicas.

La propuesta del PP, que sólo ha sido apoyada por Coalición Canaria, del Grupo Mixto, reclamaba que se otorgaran a los chiringuitos las concesiones previstas en la Ley de Costas para evitar que la situación actual impida a sus propietarios realizar las inversiones necesarias para ofrecer una oferta de calidad.

El portavoz del PP en la Comisión de Medio Ambiente en el Congreso, Carlos Floriano, ha señalado que la postura del Ministerio de Medio Ambiente ha generado "una gran inquietud" a las puertas de la temporada veraniega en un sector que, por ejemplo, en la provincia de Málaga, engloba a 300 establecimientos que dan empleo estable a unas 7.500 personas y temporal a otras 7.000.

"Solo habría que seguir interpretando la Ley de Costas como se ha venido haciendo en los últimos años en los gobiernos de González y Aznar", ha añadido Floriano.

El grupo popular, por su parte, ha rechazado las enmiendas que habían presentado el PSOE y CiU.

La portavoz socialista Carmen Sánchez ha explicado que la enmienda de su grupo instaba al Gobierno a estudiar la situación actual de los chiringuitos, remodelarlos de acuerdo con la ley de Costas y crear una comisión de seguimiento entre la Administración central, la Junta de Andalucía, los Ayuntamientos y los sectores afectados.

Sánchez ha anunciado que han presentado la enmienda en un momento en que está terminando la negociación entre el Ministerio de Medio Ambiente, las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y sectores afectados y que el PP sólo está haciendo "pura demagogia".

Los chiringuitos generan en Granada, Málaga, Huelva y Cádiz unos 500 millones de euros al año, según la diputada socialista, pero ha afirmado que los hay "sin concesiones o con ellas caducadas".

La enmienda de CiU se refería a que se traspasara a la Generalitat de Cataluña y a las demás Comunidades Autónomas las competencias relativas a la ordenación del litoral porque ellas conocen mejor la situación de los chiringuitos de sus playas.

El portavoz del PNV por el Grupo Vasco, Joseba Aguirretxea, ha estado de acuerdo con la enmienda de CiU y ha defendido una postura compatible entre no perjudicar la economía de los chiringuitos y la no desfiguración de la playa.

El Grupo Vasco ha votado en contra del PP porque consideraba "fundamental" que los populares apoyaran la enmienda de CiU.

Asimismo, el diputado de IU, Joan Herrera, que ha definido los chiringuitos como "la oferta más democrática del litoral porque todo el mundo se puede acercar", ha dicho que este debate debería servir para que el Gobierno "haga los deberes, pero con la competencia de las Comunidades Autónomas".

Por otra parte, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha destacado en el Senado que en los últimos cinco años el número de playas españolas certificadas por su calidad se ha multiplicado por 9, hasta alcanzar la cifra de 118 playas, pertenecientes a 67 ayuntamientos.

"Trabajar por la calidad de nuestros litorales es trabajar por el presente y el futuro de nuestro turismo", ha asegurado Sebastián.

Más noticias de Política y Sociedad