Público
Público

El consejero madrileño contesta que el ajuste es necesario para garantizar "sanidad universal"

El promotor de la externalización de la gestión de seis hospitales públicos, asegura que a la sanidad "se entra con la tarjeta sanitaria y con ninguna otra"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha defendido este domingo que las medidas del Gobierno regional que han suscitado las protestas de trabajadores y usuarios 'son precisamente para garantizar la continuidad, la mejora y el avance de la sanidad pública'.

Así lo manifiesta el consejero en un comunicado, coincidiendo con la gran manifestación de protesta de trabajadores y usuarios de la sanidad pública, que recorre Madrid contra el Plan de medidas para la sostenibilidad de la sanidad pública, que el Gobierno regional anunció el 31 de octubre.

'Las medidas que toma el gobierno regional son precisamente para garantizar que sigamos teniendo una sanidad pública de alta calidad, universal, abierta a todos, a la que se entra con la tarjeta sanitaria y con ninguna otra', señala el consejero en su comunicado. 'Esto es lo que queremos tener y lo que estamos haciendo, dentro del sentido de la responsabilidad, para seguir manteniendo', continúa.

'El año que viene la Comunidad de Madrid tiene mucho menos presupuesto que el año anterior, porque tenemos un sistema de financiación que nos baja mucho la asignación para el próximo año. Ante esta situación, si no tomáramos ninguna medida es cuando tendríamos un problema de verdad', según Lasquetty.

En los Presupuestos de 2013, la sanidad tendrá 7.108 millones de euros, 533 millones menos que en el ejercicio anterior, aunque supondrá el próximo año el 45 % del gasto regional, frente al 40 % del año pasado.

'Precisamente para garantizar la continuidad, la mejora, el avance de la sanidad pública, que siga siendo una sanidad pública de la que nos sintamos orgullosos, es para lo que tomamos medidas, que son de reforma, de transformación', pero que permitirán seguir teniendo 'una sanidad pública de primer nivel', concluye el consejero.

El plan de la Comunidad de Madrid incluye la externalización de la gestión sanitaria de seis hospitales y 27 centros de salud, la reconversión de los hospitales La Princesa y Carlos III y el cobro de un euro por receta, entre otras medidas.

Más noticias en Política y Sociedad