Público
Público

La cúpula del PSOE no irá a la manifestación del 19- F

Los tres principales dirigentes se ausentan de la protesta contra la reforma laboral

C. MARTÍN

La manifestación convocada por los sindicatos contra la reforma laboral para este domingo en Madrid no contará con la presencia de la cúpula del PSOE. La representación oficial estará formada por la portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, la secretaria de Participación del partido, María González Veracruz, y el secretario de Política Municipal, Gaspar Zarrías. Por tanto, no irán ni Alfredo Pérez Rubalcaba, ni Elena Valenciano ni Óscar López, los tres principales dirigentes del PSOE.

Los socialistas han declarado su oposición frontal al texto dado a conocer por el Gobierno hace una semana. Entre otras razones, porque consideran que es desequilibrada, que otorga un "poder casi omnímodo a los empresarios" y que rompe las relaciones laborales sobre las que se sustenta la paz social, según explicó Rubalcaba.

La decisión de que la cúpula no acuda a las movilizaciones sindicales demuestra que los primeros pasos de Rubalcaba como secretario general van en la línea de afianzar la estrategia de "oposición útil" que quiere imprimir en el nuevo PSOE más que en movilizarse en las calles contra la reforma laboral.

En la manifestación de Madrid sí estará el secretario general del PSM, Tomás Gómez.

El partido enviará a Gaspar Zarrías, Soraya Rodríguez y María González

La reforma laboral fue, precisamente, uno de los temas que trataron ayer Rubalcaba y el presidente de la CEOE, Juan Rosell, en un encuentro en la sede del partido. "Las posiciones de ambos son distantes y muy distintas", señalaron fuentes del PSOE, poniendo el acento en que esas diferencias se habían constatado durante la reunión, que calificaron de "correcta".

Constadas la diferencias, ni Rubalcaba ni Rosell hicieron una valoración pública de la reunión. Fuentes del PSOE informaron de que ambos analizaron la situación económica de Europa y de España. En especial, la falta de crédito que padecen las empresas y el retraso en el pago de proveedores.

Rubalcaba y Rosell también decidieron colaborar en "dos asuntos que consideran de gran relevancia", la mejora de las exportaciones y la apuesta por mantener y fortalecer las inversiones en I+D+i, subrayaron fuentes socialistas.

Uno de los temas que no trataron en el encuentro fue la posible revisión del derecho de huelga, que el pasado miércoles planteó Rosell para evitar que los "derechos de algunos estropeen los derechos de otros".

Rubalcaba mantuvo ayer un encuentro "correcto" con el líder de la patronal

El exministro de Trabajo y portavoz de Economía del Grupo Socialista en el Congreso, Valeriano Gómez, sí respondió al presidente de la patronal, recordando que el derecho de huelga "ha funcionado perfectamente durante 30 años" y que es conocida la baja conflictividad laboral en España. En la misma línea, el diputado de IU Gaspar Llamazares subrayó que esta regulación es "constitucional" y cuestionó los efectos que tendría la limitación de este derecho, informa Europa Press.

Otras formaciones, no obstante, ven con buenos ojos la propuesta de Rosell.El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, señaló que este "puede ser un momento adecuado para actualizar esa regulación", que calificó de obsoleta.

La cúpula socialista también se reunió ayer para dar el visto bueno a las candidaturas que presentará el PSOE en las elecciones autonómicas de Asturias y Andalucía, que se celebrarán el 25 de marzo. La ratificación de las listas por parte de la Ejecutiva Federal se convirtió en un mero trámite, después de que los dos sectores enfrentados en Andalucía lograsen el martes un pacto. El domingo, todo había saltado por los aires tras la dimisión del líder en Sevilla, José Antonio Viera.

Rubalcaba también dio cuenta a la Ejecutiva de los encuentros que ha mantenido esta semana con los sindicatos, el presidente del Gobierno y la patronal, con la reforma laboral como tema destacado.

Más noticias de Política y Sociedad