Público
Público

El debate sobre el recorte de competencias preocupa a la Generalitat

CiU, desde el Govern, se negaba a acatar cualquier intento de recortar competencias autonómicas

D. C. S.

La reacción de la opinión pública en el resto de España ante el debate sobre la recentralización de las competencias autonómicas preocupa en la Generalitat mucho más que las amenazas del Gobierno sobre una posible intervención estatal de las finanzas autonómicas. Así reaccionó ayer el portavoz del Govern, Francesc Homs, al debate generado por el PP y el PSOE, que obtuvo una respuesta más o menos complementaria de la mayor parte de los partidos catalanes.

Si CiU, desde el Govern, se negaba a acatar cualquier intento de recortar competencias autonómicas, el PSC, por boca de su portavoz adjunta, Laia Bonet, avisaba que su partido se opondrá a cualquier recorte, 'venga de donde venga'. Y ese discurso, con un tono más o menos moderado, se repitió en las sedes de ERC y de ICV-EUiA.

'Este runrún que va llegando de Madrid, tanto desde la derecha como desde la izquierda, no es simpático, van creando un estado de opinión que nos preocupa', explicó Homs respecto a los recortes competenciales. Mientras, el presidente del grupo de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, aconsejaba al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se centre en salvar a España de un rescate financiero.

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, aseguró que el Estado está obligado a 'adelgazar', pero negó que ese proceso lo deba asumir el Estado de las autonomías y no la estructura estatal, a la que CiU acusa de generar duplicidades.

Más noticias