Público
Público

Las declaraciones de IRPF a favor de la Iglesia descienden por primera vez desde 2007

Unos 234.768 contribuyentes menos marcaron la casilla de la Iglesia en su declaración, aunque la cantidad destinada aumentó un 2,83 % hasta los 256,21 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) celebrada el pasado noviembre

El número de declaraciones del IRPF a favor de la Iglesia católica ha descendido por primera vez desde 2007, cuando se estableció el nuevo sistema de asignación tributaria a través del Impuesto sobre la Renta, aunque la cantidad destinada por los contribuyentes ha aumentado hasta los 256,21 millones.

Concretamente, el número de declaraciones de la renta a favor de la Iglesia, correspondientes al ejercicio de 2016, fueron los 7,1 millones, el número más bajo desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria, unas 234.000 menos que en el ejercicio anterior.

En todo caso, si se tienen en cuenta las declaraciones conjuntas, la cifra de declaraciones fue de 8,5 millones. Atendiendo al porcentaje de declaraciones, este también desciende hasta un 33,54%, un 1,39 puntos menos que en el ejercicio anterior.

Así lo ha señalado este martes el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, en una rueda de prensa en la que ha admitido que no está "contento ni satisfecho con estos datos".

Gimenez Barriocanal ha achacado el descenso del número de declaraciones a que el año pasado se habilitó la nueva declaración telemática, con el cambio que supone a la hora de encontrar la casilla de la Iglesia. "El descenso (de declaraciones con la casilla de la Iglesia marcada) ha sido idéntico al de la casilla de fines sociales. Por tanto, al margen de que necesitamos contar mejor a la sociedad lo que hace la Iglesia Católica, es evidente que hay algún motivo conjunto del descenso, probablemente por las nuevas maneras de declarar", ha precisado el responsable de asuntos económicos de la Conferencia Episcopal.

Barriocanal ha pedido que Hacienda ponga mecanismos que le permitan al contribuyente poder tomar un decisión "en conciencia y con la máxima flexibilidad posible". "Nosotros no hemos pedido jamás ningún tipo de privilegio, pero que no aparezca la casilla escondida en el último recodo".

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, en la presentación datos IRPF a favor de la Iglesia Católica.

La cantidad para la Iglesias aumentó, por su parte, en unos  7 millones de euros, un 2,83 % más. Gimenez Barriocanal ha atribuido el aumento del dinero recaudado a un incremento del número de declaraciones de contribuyentes de los tramos más altos.

Concretamente, el número de declaraciones que asignan a la Iglesia aumentó en 2017 entre las rentas situadas a partir de los 30.000 euros anuales y descendió en los tramos por debajo de esta cantidad. En total, se han contabilizado 23.672 declaraciones más en el tramo más alto con respecto al bajo.

Por comunidades autónomas, en 13 de ellas se ha producido un incremento de la cantidad recaudada, si bien el porcentaje de asignaciones ha disminuido de modo similar en todas ellas y, entras las CCAA más sensibles a la casilla de la Iglesia están Castilla La Mancha (45,94 %), La Rioja (45,37 %), Extremadura (44,7 %), Murcia (43,96 %) y Castilla y León (43,26 %). Catalunya es, por contra, la comunidad en la que menos se marca esta casilla (20 %).

Por otro lado, ha aumentado el porcentaje de contribuyentes que marcaron tanto la casilla de la Iglesia como la de Otros Fines Sociales que ha pasado del 60% en 2016 al 62,5% en 2017. También ha aumentado en 600.000 el número de declaraciones en las que no se marcó ni la casilla de la Iglesia ni la de Fines Sociales, que han pasado de 5,8 a 6,4 millones. Este dato, según ha precisado Giménez Barriocanal, implica la necesidad de renovar el esfuerzo por dar a conocer mejor el mecanismo del 0,7%.

Por otro lado, sobre la decisión del Tribunal de Cuentas de incluir por primera vez en 2018 la financiación que recibe la Iglesia y las demás confesiones religiosas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Giménez Barriocanal ha precisado que estarán "a lo que marque el legislador", aunque ha calificado de "un tanto extraña" la formulación que el Tribunal de Cuentas ha incluido en su plan de actuación. En cualquier caso, ha asegurado que ponen "todos los papeles a su disposición".

Más noticias en Política y Sociedad