Público
Público

Desarticulada la mayor red de caza furtiva de España

Los 12 detenidos organizaban cacerías nocturnas ilegales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil ha detenido en Madrid, Toledo y Salamanca a 12 personas por organizar cacerías furtivas en diferentes puntos de España, incluido el Parque Nacional de Monfragüe, en la mayor operación desarrollada contra este tipo de redes, denominada “Operación Bambi”.

El instituto armado ha informado de la incautación de 53 rifles, escopetas y carabinas. Además, entre los 500 trofeos de caza confiscados hay cabras hispánicas, venados, jabalíes, muflones, gamos, rebecos y especies protegidas y en peligro de extinción como la avutarda o la lechuza.

A raíz de la investigación, se ha descubierto una taxidermia ilegal en la provincia de Toledo, donde supuestamente se llevaban los animales abatidos para ser disecados. Allí también se ha incautado una prensa y un torno, utilizados para la fabricación de silenciadores, también conocidos como “chupetes”. Estos silenciadores se vendían a los clientes por 700 euros para las cacerías de Soria, Guadalajara y Salamanca.

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) han comprobado que el grupo de Toledo era el encargado de organizar los festines nocturnos.

Roles especiales

Los detenidos en la provincia de Toledo son V.M.R., responsable de realizar las labores de vigilancia previa y avisar si observaba algún vehículo extraño en los alrededores; J.C.C. y J.L.S.B, quienes fabricaban los silenciadores; P.C.C, encargado de practicar los dobles fondos en los automóviles, y J.A.S.G. y J.C.C. Además, cuatro personas fueron detenidas en Salamanca y otras dos en Madrid, entre las que se encuentra J.R.C., el cabecilla de la organización.

Los detenidos están acusados de delitos relativos a la protección de la flora y la fauna y los animales domésticos —penado sólo con multa—, pero también de asociación ilícita, delito que sí podría conllevar pena de cárcel.