Público
Público

Destituida la cúpula de la cárcel de mujeres de Meco por "comportamientos inaceptables" de varios funcionarios

Instituciones Penitenciarias destituye al director, al subdirector y al administrador por "comportamientos inaceptables" de varios funcionarios. Niega que los funcionarios hayan pasado drogas a las reclusas.  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande

 

Instituciones Penitenciarias ha destituido al director, al subdirector de seguridad y al administrador de la cárcel de mujeres de Madrid I en Meco (Madrid). 

José Luis Cuevas —subdirector—, Bonifacio A.; y el administrador, Juan R. cesaron en sus funciones el pasado miércoles por los 'comportamientos inaceptables' de varios funcionarios de la prisión. Además, dos funcionarios han sido suspendidos de empleo y sueldo.

Según han confirmado fuentes de Instituciones Penitenciarias a 'Público', se ha abierto una investigación 'para depurar responsabilidades' y esclarecer los hechos. Algunos medios apuntan la posibilidad de que los funcionarios investigados podrían haber mantenido relaciones sexuales con las presas a cambio de favores. 

El diario gratuito 20 Minutos informa en su edición que los funcionarios pasaban droga a las reclusas a cambio de acostarse con ellas. Esa información ha sido desmentida por Instituciones Penitenciarias: 'Negamos que los funcionarios investigados hayan pasado droga. No hay indicios de ello. Si así fuera constituiría  delito y tendría que ser investigado por un juez'. 

Estos 'comportamientos inaceptables' han sido 'cortados de raíz y serán sancionados', informaron las mismas fuentes. Asimismo, señalaron que son 'individuales' y no afectan a todos los funcionarios que atienden a las más de 600 presas del centro.

De momento, y hasta que concluya la investigación, se ha puesto al frente de la prisión a un inspector 

De momento, y hasta que concluya la investigación, se ha puesto al frente de la prisión a un inspector. 'La administración penitenciaria es muy estricta y no puede permitir este tipo de comportamientos', zanjan desde Instituciones Penitenciarias.

Representantes del sindicato CSIF entre el colectivo de funcionarios de prisiones han atribuido lo ocurrido 'sobre la dirección del centro penitenciario y la secretaria general de Instituciones Penitenciarias', Mercedes Gallizo.

Según este sindicato, tanto Gallizo como los directivos de Meco I 'no han tomado las medidas necesarias para el buen funcionamiento del centro, propiciando, con su inacción, que el problema aumente hasta hacerse incontrolable'.

'Lo acaecido es consecuencia inequívoca de la desastrosa política penitenciaria, cuyo culmen es la unificación de escalas en el Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias, medida a todas luces contraproducente e innecesaria y que tantos problemas está originando ante la ceguera de la Administración penitenciaria', afirma CSIF.

Más noticias en Política y Sociedad