Público
Público

Detenido un comando de ETA listo para atentar

Interior descarta su relación con el asesinato de Eduardo Puelles

PÚBLICO

“Era un comando que no había iniciado su actividad terrorista, pero que estaba en condiciones de comenzar a atentar”. Así lo explicó el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, según el cual los tres detenidos ayer, apenas cuatro días después del asesinato en Vizcaya del inspector de la lucha antiterrorista Eduardo Puelles, tenían capacidad operativa para pasar a la acción de manera “inminente”.

El número dos de Interior confirmó que los tres presuntos etarras detenidos en Guipúzcoa disponían ya de todo lo necesario para “actuar inmediatamente”. Por esa razón, Camacho subrayó la importancia de la operación y su carácter “preventivo”. Desde Washington, donde se encuentra de visita oficial, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó que es la tercera vez que la Policía Nacional consigue arrestar a un comando antes de que actúe.

El operativo, dirigido por el juez Baltasar Garzón, arrancó de madrugada con la detención de Olatz Lasagabaster y Patxi Uranga en la localidad guipuzcoana de Usurbil. De manera simultánea, la Policía efectuó varios registros en domicilios de Lasarte, Astigarraga y San Sebastián, ciudad en la que la Policía detuvo a la tercera integrante del comando, Ainara Vázquez, quien figuró como suplente en las listas de la ilegalizada ANV en las elecciones municipales de 2007.

Además de practicar estos arrestos, los agentes se incautaron de 75 kilos de explosivos, componentes para la elaboración de artefactos, abundante material informático y numerosa documentación, entre la que fue intervenido un manual con instrucciones sobre terrorismo callejero y propaganda de ETA.

Ataques contra la “Y” vasca

Entre el material intervenido por los agentes “no aparecen elementos para la confección de bombas-lapa”, según aseguró Camacho, por lo que los investigadores descartan la intervención de este comando en el atentado que costó la vida al inspector Puelles.

Algunas fuentes de la investigación relacionan a los detenidos, ninguno fichado por la Policía, con varios sabotajes cometidos contra las obras y las empresas relacionas con el Tren de Alta Velocidad vasco (TAV), más conocido como la “Y” vasca, aunque el número dos de Interior aseguró ayer que, de momento, las fuerzas de seguridad “no tienen acreditada” esta vinculación.

Las detenciones de ayer elevan a 44 el número de personas arrestadas en 2009 por su presunta relación con ETA, entre ellos el número uno de la banda, Jurdan Martitegi, detenido en Francia en abril. El paso de Martitegi por el comando Vizcaya, fue, precisamente, el elemento que permitió a la Policía llegar hasta los arrestados en diciembre de 2007.
La recepción de los 75 kilos de explosivos intervenidos aceleró ayer su detención.

El material había sido remitido desde Francia en una sola entrega según fuentes citadas por Europa Press, y estaba escondido en las viviendas de los detenidos, dividido en distintos paquetes y listo para su utilización.

Más noticias de Política y Sociedad