Público
Público

Diputado en Madrid, alcalde en su ciudad

Pese a la exclusión de Gallardón, 13 alcaldes del PP estarán en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace sólo nueve meses que fueron elegidos para gobernar el destino de sus municipios. Tendrán que hacerlo en parte desde Madrid. A pesar de los argumentos que Mariano Rajoy utilizó para excluir de las listas a Alberto Ruiz Gallardón, trece alcaldes conservadores consiguieron el 9 de marzo acta de diputado. Son la enorme mayoría. Sólo otros tres regidores lograron plaza en el Congreso, los tres del PSOE.

No todos llegarán al Congreso. Ayer, dos días después de los comicios, el alcalde de Oviedo decidió renunciar al acta recién conseguida. Gabino de Lorenzo, del PP, asumía así lo que consideró un fracaso de la lista que encabezaba. No sólo no consiguió el tirón que esperaba sino que el PSOE dio un vuelco y venció por 28.000 votos. El alcalde dejará el sitio a la portavoz municipal y quinta en la lista, María del Carmen Rodríguez, y volverá a centrar sus esfuerzos en la ciudad.

Caso contrario es el de Manuel Pérez Castell, el alcalde de Albacete, quien encabezó la lista socialista de la circunscripción al Congreso bajo la promesa de abandonar el Consistorio. Tardó unas horas. Al día siguiente de obtener su acta presentó la renuncia.

Es la excepción. Entre los dieciséis alcaldes colocados en puestos de salida sólo él y, por otras razones, el de Oviedo han preferido no compatibilizar ambos cargos. Dos regidores socialistas y doce conservadores pasarán los próximos cuatro años entre su localidad y Madrid.

Y Gallardón, fuera

Los conservadores tuvieron que solicitar permiso a su partido para configurarse como excepción a los estatutos del PP. El articulado contempla la incompatibilidad entre ambos cargos. Fue el argumento que el sector duro del PP utilizó para cortar las alas al alcalde madrileño. Rajoy en persona aclaró que Gallardón había sido elegido poco antes por los ciudadanos y a ellos debía dedicar sus esfuerzos de los próximos cuatro años. Aquellos que han sido elegidos, están lejos, sin embargo de ser una excepción: 13 de los 154, más de un 8% de los diputados conservadores, ocupan una alcaldía, varias en capitales de provincia.

Dado su carácter territorial y a que no existe ningún tipo de incompatibilidad, la cifra se amplía en el Senado. El PSOE sentará esta legislatura a 18 regidores en la Cámara Alta por 15 que representarán al PP.

Si ampliamos el circulo a quienes ejercen labores de concejales, el número sube. 49 alcaldes y 67 ediles defenderán en las Cámaras los intereses de su ciudad. Gallardón tendrá que hacerlo desde el Ayuntamiento.