Público
Público

Discriminación Defensa rebaja la altura mínima a las mujeres para opositar a las Fuerzas Armadas

Con esta decisión, el Ministerio pretende evitar la discriminación que se produce al fijar las mismas alturas para mujeres y hombres al ser diferente la estatura media, por sexo, de la población española.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer en un desfile. EFE

El Ministerio de Defensa ha modificado la altura mínima requerida en las futuras convocatorias para el acceso a las diferentes Escalas y Cuerpos de las Fuerzas Armadas y la fija en 160 cm. para los hombres y en 155 cm. para las mujeres.

Con esta decisión, el Ministerio pretende evitar la discriminación que se produce al fijar las mismas alturas para mujeres y hombres al ser diferente la estatura media, por sexo, de la población española.

Se trata de la respuesta a un problema que, de facto, excluía a un tercio de las mujeres de la posibilidad de acceder a la escala de oficiales de las Fuerzas Armadas, ya que hasta ahora los requisitos de acceso para la escala de oficiales pedían una altura mínima de 160 centímetros tanto para hombres como para mujeres, y estadísticamente casi un 30% de las españolas no alcanzan esa altura.

En una nota, Defensa señala que esta medida, además, "se ajusta a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 18 de octubre de 2017 en contra de establecer unas estaturas mínimas comunes para ambos sexo"s.

"Con esta orden se igualan los requisitos de talla mínima en todos los procesos de selección con independencia de si se accede a las escalas de oficiales, suboficiales o a la de tropa y marinería", reza la nota, que añade: "Se evita, además, que puedan existir requisitos distintos de estatura dependiendo si se ingresa mediante acceso directo o por promoción".

Por último, Defensa pretende mantener unas tallas mínimas similares a las de los países de nuestro entorno que permitan obtener la calidad física necesaria, compatible con las exigencias operativas de nuestras Fuerzas Armadas.

Por otro lado, el departamento que dirige Margarita Robles modificará la base de las convocatorias correspondientes para evitar futuros casos de posibles discriminación por razón de género —que puede producirse por el hecho de utilizar diferentes prendas de uniforme— en cuanto a los tatuajes (y otros adornos corporales) visibles en los aspirantes a entrara en las Fuerzas Armadas.

De este modo, el texto de la convocatoria quedará así: “Tampoco son permitidos los tatuajes, argollas, espigas e inserciones, automutilaciones o similares, que sean visibles vistiendo las prendas comunes para el personal masculino y femenino de los diferentes tipos de uniformes de las Fuerzas Armadas, en sus distintas modalidades”.

Con esta redacción, una mujer con un tatuaje visible al llevar falda no debería ser excluida del proceso de selección, como sucedió este mismo año.

Más noticias en Política y Sociedad