Público
Público

Discurso del rey 2018 Las principales preocupaciones de las españoles por las que el rey pasó de puntillas

Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los problemas que más preocupan en este país son el paro, los políticos, y la corrupción y el fraude. No obstante, el monarca se limitó en su discurso a enumerarlos.

Publicidad
Media: 3.63
Votos: 8

El Rey Felipe VI pronuncia el tradicional mensaje de Navidad, el quinto de su reinado, desde el Palacio de La Zarzuela. Efe

Un discurso de menos de 10 minutos  puede no dar para mucho. Pero el rey Felipe VI, al centrarse en la “convivencia” de los españoles —con una fuerte reivindicación de la Transición y la Constitución, y recordando que es "siempre frágil"— y en los jóvenes, no entró muy a fondo precisamente en los principales problemas que más quitan el sueño a los españoles.

Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los problemas que más preocupan en este país son —por este orden— el paro, los políticos, y la corrupción y el fraude. No obstante, el monarca se limitó en su discurso a enumerarlos, si bien se detuvo un poco más en la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres y en rechazar contundentemente la violencia contra las féminas, hoy asunto tristemente de actualidad.

Así, el desempleo sigue siendo el principal problema que reconocen los españoles, un asunto que preocupa al 58,5% de los encuestados por el CIS en el último barómetro publicado, el del pasado noviembre. En este asunto se detuvo Felipe VI centrado en los jóvenes, a quienes recuerda que “es muy difícil encontrar trabajo sin formación”.

Por cierto, al 9,4% de los encuestados les preocupa, especialmente, los problemas relacionados con la calidad del empleo, en un país como España en el que reina la precariedad laboral. El rey simplemente recuerda que muchos jóvenes no tienen el trabajo para el que han sido preparados o que no responde a las expectativas. Y su receta pasa por “seguir construyendo un país mejor”, “más dinámico” y “siempre en la vanguardia” para “ayudar” a los jóvenes a poder alcanzar “un trabajo y un salario dignos”.

Sobre los políticos en general (preocupa al 31,3% de los encuestados), el monarca incidió en la “convivencia” como un mantra (“el mayor patrimonio que tenemos los españoles”), para después hacer una defensa de la Constitución como “el fundamento” de la democracia y del progreso del país, por lo que pidió “defenderla, cuidarla y protegerla”.

En tercer lugar, la corrupción y el fraude (preocupa al 29,4%) fueron asuntos que sólo mencionó en una sola ocasión, de pasada. Como también la situación económica —los problemas de esta índole preocupan al 22,4% de los español—, que fueron mencionados en apenas un par de ocasiones.

La independencia de Catalunya, que preocupa según este barómetro público al 9,7% de los ciudadanos, ha sido uno de los motores del discurso, al insistir Felipe VI en la palabra “convivencia” a lo largo del discurso en hasta siete ocasiones.

Sin embargo, otras cuestiones comunes que, según refleja el CIS, preocupan bastante a los españoles son la sanidad (un 10,8%), los problemas de índole social (un 9,2%), la inmigración (un 8,6%) o las pensiones (un 6,9%). Sobre estos problemas, ni una sola palabra.

Otros asuntos que el rey no ha tocado ni tocará en su tradicional discurso de navidad, recordaba esta semana Danilo Albin, son las reivindicaciones del movimiento feminista (las más concretas), el peligroso descrédito del sistema judicial o los presuntos casos de corrupción monárquica.

Tampoco hubo gestos hacia las víctimas del franquismo, en plena polémica sobre el destino de los restos del dictador y en un momento en el que rebrota con fuerza la reivindicación de la memoria histórica. Quizá porque, de entrar en este asunto, se podría cuestionar la propia institución de la monarquía.

Más noticias en Política y Sociedad