Público
Público

Doscientos compañeros de sindicato arropan a Laura al salir de prisión

Laura G. R., que ha quedado en libertad con una fianza de 6.000 euros, fue detenida el 25 de abril y desde entonces estaba en prisión preventiva

PUBLICO.ES / AGENCIAS

Unos 200 compañeros han recibido esta tarde con vítores y gritos de "libertad, libertad" a la dirigente de la CGT Laura G.R., a su salida de la cárcel Wad Ras de Barcelona, en la que permanecía desde el 25 de abril por participar en una quema simbólica de billetes frente a la Bolsa el 29M.

Tras 23 días en la cárcel, Laura G.R. ha salido a las 17.00 horas de esta tarde de la prisión de mujeres de Wad-Ras, después de que el juez ha decretado su libertad con fianza de 6.000 euros y le ha prohibido acudir a manifestaciones.

Tras abrazarse con sus familiares a las puertas de la prisión, Laura G.R. ha recibido el calor de sus compañeros, que portaban banderas del sindicato y coreaban consignas como "Si tocan a una, nos tocan a todas", "Viva la CGT" y "Que viva la lucha de la clase obrera".

Abrumada por el apoyo recibido de sus compañeros, y ante un enjambre de cámaras, Laura G.R., visiblemente emocionada, sólo ha alcanzado a afirmar que su objetivo era ir a casa y estar con su gente, tanto su familia como sus compañeros de sindicato.

La secretaria de organización del sindicato también ha tenido tiempo de animar a alguno de sus compañeros, que ha roto a llorar cuando se ha podido abrazar con ella tras su estancia en la prisión. "A ver si ahora os tengo que animar yo", ha ironizado.

Laura G.R permanecía en prisión incondicional desde el pasado 25 de abril por orden del juzgado de instrucción número 23 de Barcelona, que le encarceló sin fianza argumentando su riesgo de fuga y de reincidencia, especialmente ante la convocatoria en Barcelona de movilizaciones ciudadanas, como el primero de mayo, la cumbre del BCE y el aniversario del 15-M , que ya se han celebrado (ver especial).

De 46 años, Laura G.R es secretaria de organización de CGT en Barcelona. La policía catalana la acusó de participar en los destrozos y la quema de papeles ante la puerta del edificio de la Bolsa. Por ello, está imputada por desórdenes públicos, coacciones y un delito contra el ejercicio de derechos fundamentales y las libertades públicas.

El juez ha prohibido a la sindicalista acudir a manifestaciones

La defensa presentó un recurso contra la orden de ingreso en prisión preventiva, que fue ratificada por el Juzgado instructor a los pocos días de su encarcelamiento. Ese recurso iba dirigido al Juzgado y, de forma subsidiaria, a la Audiencia de Barcelona, pero el magistrado no llegó a remitirlo hacia el tribunal una vez desestimado, pese a tratarse de una causa urgente con preso, según fuentes judiciales.

El instructor del caso prohíbe en su auto a la sindicalista participar en nuevas manifestaciones mientras dure la instrucción de su causa, la misma medida que adoptó la Audiencia de Barcelona para los otros tres encarcelados por los incidentes del 29-M, que ya quedaron en libertad el pasado 4 de mayo, después de que permanecieran en prisión preventiva durante más de un mes.

Los sindicatos CGT, CCOO, UGT, USOC, CNT-AIT, CSC, Confederación Intersindical y Solidaridad Obrera firmaron el pasado día 11 de mayo un manifiesto conjunto en el que exigían la libertad inmediata sin cargos de Laura. G. "Las acusaciones responden únicamente a una estrategia de persecución contra toda disidencia sindical, social o política. Son un cúmulo de falsedades y perversidades para justificar la prisión provisional", afirman en el manifiesto.

"El Gobierno quiere dar escarmientos públicos para sentirse fuerte"

También se subraya que Laura fue detenida "por ser sindicalista, activista social" y que "el Gobierno quiere dar escarmientos públicos para sentirse fuerte y para ello pasa por encima del derecho a la libertad de las personas".

De esta forma, los ocho sindicatos denuncian a los responsables políticos "que están generando un clima autoritario para acabar con los derechos y libertades de la población, de las y los trabajadores, para criminalizar, amedrentar, intimidar a toda la población, para atacar directamente a las organizaciones que hemos optado por luchar, resistir, defendernos".

Más noticias de Política y Sociedad