Público
Público

EA acusa al Gobierno de poner en peligro la "democracia"

El 'histórico' Rafa Larreina recuerda a Zapatero que su partido lleva 25 años rechazando la violencia de ETA

GUILLERMO MALAINA

El miembro de la Ejecutiva Nacional de EA Rafa Larreina advirtió al Gobierno de que, con la impugnación de las listas de Bildu en el Tribunal Supremo (TS), "se está metiendo en un berenjenal" y pone en cuestión "la democracia" y el propio sistema de "participación política".

Rafa Larreina, un histórico de EA, miembro de la Ejecutiva Nacional desde su fundación, en 1986, y parlamentario en la Cámara vasca entre 1990 y 2009, denunció abiertamente el papel del Gobierno en las impugnaciones presentadas por la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal ante el TS contra Bildu. Según las tesis de ambos estamentos, esta coalición, integrada por EA, Alternatiba e independientes, sigue la estrategia de ETA.

"Ni somos tontos para que ETA nos engañe, ni unos malvados", dice

Larreina reprochó al Ejecutivo central que esta vez ha ido demasiado lejos al cuestionar el compromiso de un partido como EA, que a lo largo de sus 25 años de historia ha defendido "con radicalidad" el respeto de "todos los derechos humanos", rechazado la violencia de ETA y condenado todos sus atentados.

"Nuestros adversarios políticos en alusión al PSOE y al PP nos ponen en una disyuntiva de que o somos tontos, porque nos dejamos manipular y engañar por ETA, o somos unos malvados porque estamos detrás de ETA prácticamente, y no es ni una cosa ni la otra", se quejó Larreina.

Este histórico dirigente de EA también denunció que la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal no actúan motu proprio contra Bildu, sino por las directrices del Gobierno: "Que el presidente Zapatero no se esconda detrás de la Fiscalía, ni detrás de la Abogacía, es el Gobierno y el Partido Socialista, en concreto, el que ha presentado estos recursos".

Larreina consideró que el Gobierno de Zapatero ha podido impulsar las impugnaciones por "miedo al PP" o "cálculo electoral". En cualquier caso, agregó, ninguna de tales razones es "democrática ni admisible en democracia".

También recordó al Gobierno que EA forma parte de la Alianza Libre Europea (ALE), que, integrada por 35 partidos europeos, tiene cinco eurodiputados en el Parlamento de Estrasburgo: "EA cuenta con el apoyo de todos (...) El Gobierno se está metiendo en un berenjenal de mucho cuidado".

El PP dice ahora que no puede "presionar al Tribunal mientras delibera"

Bildu estuvo todo el día preparando un segundo documento para desarrollar y concretar las alegaciones presentadas la víspera, después de que la Sala Especial del Tribunal Supremo acordase, pasadas las once de la noche del viernes, concederle a esta coalición y a tres agrupaciones de electores (Biscasa, Pialote y Alkarlanien) otro plazo de 24 horas para presentar alegaciones y garantizar así el derecho de defensa. Bildu había alegado indefensión por el escaso tiempo del que dispuso para presentar su escrito.

Fuentes de Bildu explicaron que en el nuevo escrito iban a ahondar en las alegaciones esgrimidas en el documento presentado el viernes. El principal razonamiento es que su rechazo reiterado a la violencia de ETA es un "sólido contraindicio" para desestimar los recursos de la Abogacía del Estado y la Fiscalía.

Como consecuencia de esta prórroga, también se ha retrasado un día la resolución sobre Bildu. Así, los 15 magistrados de la Sala Especial del TS y su presidente, Carlos Dívar, volverán a reunirse hoy, a partir de las diez horas, para iniciar las deliberaciones y decidir, antes de las doce de la noche, si las candidaturas de Bildu y las agrupaciones pueden concurrir a las elecciones.

El futuro de Bildu volvió a estar un día más en el centro del debate político. El PP insistió en que el Supremo debe proscribir las listas de Bildu, pero rebajó en su discurso la presión de las últimas semanas. Según adujo su vicesecretario general de Comunicación, Esteban González Pons, "no podemos presionar al Tribunal Supremo mientras delibera".

El TS decide hoy sobre Bildu tras ampliar 24 horas el plazo de alegaciones

El lehendakari, Patxi López, no olvidó lo dicho por el PP las últimas semanas. En un homenaje en Bilbao a los ministros, consejeros, exministros y ex- consejeros del PSE, por su 125º aniversario, censuró a quienes "se les llena la boca hablando de patriotismo constitucional" y arremeten "contra las bases del sistema democrático" para "ganar votos": "Los socialistas creemos en la separación de poderes. Y por eso no jugamos ni a presionar ni a sustituir a la Justicia, sino que acatamos y respetamos sus decisiones (cuando nos gustan y cuando no nos gustan) porque lo contrario es debilitar la propia democracia".

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, acusó, sin embargo, a los gobiernos vasco y central de "señalar" a Bildu y "lincharlo" públicamente "antes de ser juzgado". Dos días después de haber trasmitido a Zapatero su "quiebra de confianza" por todo ello, en su blog, se mostró convencido de que "el impulso político" contra la legalización de Sortu y "ahora" de Bildu es "claro".

Más noticias de Política y Sociedad