Público
Público

La empresa de Dorribo, en liquidación tras fracasar su plan de viabilidad

Tan solo acuden a la junta de acreedores una veintena de un total de casi 200. Entre las ausencias destacó la de algunos bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Laboratorios Nupel, empresa matriz del conglomerado de Jorge Dorribo, principal imputado en la Operación Campeón, ha entrado en fase de liquidación, al no obtener en la junta de acreedores, que se celebró esta mañana en el Juzgado de lo Mercantil de Lugo, el apoyo que necesitaba su plan de viabilidad.

A esta junta sólo fueron convocados los acreedores de los créditos ordinarios, un total de 197 -entre particulares, instituciones y empresas-, y apenas una veintena respondieron a la citación, con presencia física en la sala de vistas del Juzgado de lo Mercantil de Lugo.

Tan solo acudieron acreedores que reunían un 34% del capital adeudado y hacía falta un 50%Para que el plan de viabilidad fuese votado por junta de acreedores era necesaria la presencia en la reunión de un 50% del capital adeudado en créditos ordinarios, algo más de 19 millones de euros, pero sólo estaban presentes los acreedores de un 34% de esa cifra total -algo más de 6,9 millones de euros-, por lo que ya ni siquiera hubo votación.

La falta de quórum hizo que la reunión apenas durase unos minutos. Especialmente significativa fue la ausencia de alguno de los bancos con los que Nupel había adquirido una deuda millonaria, porque con su ausencia dieron luz verde al proceso de liquidación de la empresa.

De hecho, la llave del plan de viabilidad la tenían las entidades financiares con las que está endeudada Nupel, que le debe 7,1 millones de euros al Banco Popular, 5,2 millones a Novacaixagalicia, 2,6 millones a Bankia y 1,6 millones al Banco Santander, el único que envió representación a la junta de acreedores.

La empresa entró en concurso de acreedores apenas unas semanas después de que uno de sus propietarios, Jorge Dorribo, ingresase en prisión por orden de la jueza que instruye la Operación Campeón, Estela San José, a causa de su supuesta implicación en una trama para la obtención fraudulenta de subvenciones públicas.

El abogado de uno de los acreedores de Nupel, Electricidad Espiñeira y Bran, el letrado lucense José Piroscia, explicó que los administradores concursales 'verificaron los créditos ordinarios', que ascendían a casi 20 millones de euros, y para constituirse válidamente la junta de acreedores tenía que estar representado el 50% al menos.

Cómo finalmente sólo estaba representado un 34% del capital adeudado, la ley establece que la junta no puede constituirse válidamente y entonces se abre un período para la liquidación de la empresa, que llevarán a cabo los administradores concursales.

Piroscia explicó que 'el principal componente' de la junta de acreedores eran los bancos, porque 'tienen mucho crédito ordinario' y si hubiesen concurrido han dado el apoyo al plan de viabilidad que fue presentado ni a la propuesta de convenio'.

Con respecto al valor real de la empresa y a la cantidad que podrían recuperar los acreedores con la liquidación de Nupel, el letrado no se mostró excesivamente optimista, porque considera que muchos de los particulares, instituciones o empresas a los que esta sociedad les debe dinero a lo mejor no llegan 'a cobrar nada'.

'Hay mucho crédito privilegiado, garantizado con hipotecas, con leasing y demás, y tienen un carácter preferente para cobrar sobre esos bienes, con lo cual, el crédito ordinario va a quedar muy afectado y el subordinado, por supuesto, no tiene ni la más mínima posibilidad', concluyó. En realidad, Nupel cuenta con 254 acreedores, que lograron acreditar una deuda de 54 millones de euros en el concurso que presentó la empresa en junio.

Más noticias en Política y Sociedad