Público
Público

El empresario Díaz de Mera se convierte en coartada de Urdangarin

Se desmarca así de la estructura internacional opaca creada por la trama Nóos. La declaración del duque de Palma concluye cerca de las 2.00 horas de la madrugada después de 21 horas de interrogatorio durante dos días

ALICIA GUTIÉRREZ/AGENCIAS

Iñaki Urdangarin ha dado esta noche un golpe de efecto, el primero en su larguísima declaración judicial (algo más de 21 horas entre el sábado y el domingo tras finalizar su intervención cerca de las 1:40 de la madrugada), en su intento por demostrar que jamás participó en la estructura internacional opaca creada por la trama Nóos y cuyo eslabón último se sitúa en el paraíso fiscal de Belice.

La empresa Global que aparece en un manuscrito incautado y de la que cobró 300.000 euros en 2007 no está ligada al extranjero sino que pertenece al empresario de la construcción Domingo Díaz de Mera.

En ellas, el duque de Palma ha defendido que la infanta Cristina "nada tenía que ver" con la trama corrupta. "Ha quedado absolutamente claro una vez más que el tema de la infanta doña Cristina nada tenía que ver con el tema, que el señor Urdangarin siguió y atendió las instrucciones de la Casa Real", ha dicho el letrado. 

El juez del caso Palma Arena, José Castro, ha declarado a los periodistas que el domingo no era el día para dictar medidas cautelares contra el duque de Palma, como en principio se tenía previsto.

Más noticias de Política y Sociedad