Público
Público

España podrá pedir ayudas para afrontar la crisis del pepino

La Comisión Europea cifra en tres y no en15 los muertos en Alemania.

EUROPA PRESS

España podrá solicitar ayudas europeas para afrontar la alarma creada por la crisis del pepino. "Sí, los países pueden beneficiarse de ciertas compensaciones", dijo en rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europea, Oliver Drewes.

El portavoz explicó que las compensaciones podrían realizarse en forma de ayudas de Estado o de programas agrícolas cofinanciados, pero que estos detalles serán estudiados por los servicios de la Comisión si se produce una petición concreta.

Media docena de Estados miembros, entre ellos Alemania, Bélgica y Austria, han decidido retirar de su mercado los pepinos y otras hortalizas importadas desde España por temor a que sea el origen de la contaminación por la cepa 0104 de la bacteria. También Rusia ha decidido un cierre total de su mercado.

España ha criticado el "grave daño" que están haciendo al sector español estas medidas porque han creado alarma pero no han aclarado la causa la intoxicación por esta bacteria. Bruselas, por su parte, se ha mostrado cauta a la espera de los resultados definitivos de las pruebas de laboratorio que se esperan para este martes o miércoles, pero fuentes comunitarias dijeron ayer, martes, que "no hay necesidad" de plantear un "bloqueo total" a los productos españoles.

Bruselas, por su parte, se ha mostrado cauta a la espera de los resultados definitivos

A este respecto, Drewes dejó claro que el principio del mercado único es "simple" y se basa en que "está prohibido prohibir el intercambio entre Estados miembros", si bien ha matizado que existen ciertas "exenciones" para casos como una crisis sanitaria.

En ese caso, los Estados miembros pueden cerrar su mercado a los productos sospechosos "de manera espontánea e inmediata" y Bruselas estudia después si se trata de medidas "proporcionadas".

El Ejecutivo comunitario insiste en que no ha señalado a ningún Estado miembro como responsable de esta crisis, sino que ha informado de que la bacteria ha sido localizada "en el productos de un Estado miembro", aunque "no sabemos en qué fase de la cadena alimentaria se ha producido la contaminación", dijo en rueda de prensa la portavoz de José Manuel Durao Barroso, Pía Ahrenkilde.

La Comisión prevé contar con resultados definitivos que aclaren el origen de la contaminación este mismo martes o mañana miércoles a más tardar.

Precisamente, Ahrenkilde habló también sobre el número de víctimas: dijo que, según sus datos oficiales, los muertos por la bacteria E.Coli en Alemania son tres y no 14, como han informado las autoridades alemanas. "Los datos confirmados que tenemos de fallecimientos en Alemania que se hayan podido vincular sin ninguna duda con la bacteria E. Coli, so pena que las autoridades nos estén informando con retraso, es de tres personas".

"De casos detectados, hemos contado 347 en Alemania, 30 en Suecia, 13 en Dinamarca, 6 en Francia, 7 en Holanda, 1 en Suiza y 6 en Estados Unidos", ha recapitulado la portavoz. Las autoridades suecas informaron este martes del primer fallecimiento en el país por una variante de la bacteria intestinal E. coli Enterohemorrágica. En España, las autoridades sanitarias vascas han confirmado que hay un caso con "altísima posibilidad" de sufrir la bacteria.

Más noticias de Política y Sociedad