Público
Público

En España se producen unos 2.500 terremotos al año

El mayor índice de peligrosidad está en el sur y sureste de la península.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En España se producen al año unos 2.500 terremotos, de los cuales sólo una media aproximada de dos al mes son sentidos por la población, según la Red Sísmica Española. Los terremotos de la península ibérica son provocados por el choque de la placa tectónica euroasiática con la africana, que produjo la formación de los Pirineos y de los Alpes.

El mayor índice de peligrosidad en el territorio español está en el sur y sureste de la península, en torno a Granada, la zona sur de la provincia de Alicante y las de Almería y Murcia.

La zona atlántica frente al Cabo de San Vicente, suroeste de Portugal, es una de las de mayor actividad sísmica del mundo, aunque los efectos dañinos de los seísmos que allí se generan quedan minimizados por los centenares de kilómetros que separan esa zona de las costas portuguesa y española. En ella se localiza un denominado 'punto triple', un lugar en el que contactan y friccionan las placas euroasiática, africana y atlántica.

En el entorno al Cabo de San Vicente han ocurrido también varios terremotos fuertes como el 24 de agosto de 1356 que ocasionó importantes daños en Sevilla o el ocurrido el 1 de noviembre de 1755, conocido como Terremoto de Lisboa, que llevó aparejado un 'tsunami' de casi 15 metros de altura. Este temblor destruyó parte de esa capital, causó daños en Huelva y Cádiz, se sintió en gran parte de Europa, y causó entre 15.000 y 100.000 muertos.

Otro más reciente en esta zona fue el del 28 de febrero de 1969, de 7,3 grados en la escala de Richter, por cuya causa murieron cuatro personas de crisis cardíaca y que dejó inhabitables 18 casas en Huelva y que además derrumbó en Isla Cristina 4 viviendas.

Además en 1829 se produjo un terremoto de 9 grados Richter, con epicentro en el Bajo Segura, que se saldó con 839 muertes y 2.965 edificios destrozados. Varias localidades de la zona, como Torrevieja, Guardamar o Almoradí, tuvieron que ser reconstruidas.Desde el terremoto de 1884, con epicentro en Arenas del Rey (Granada) y que causó 800 víctimas mortales y 400 heridos, la mayoría de los movi, ientos telúricos acaecidos en España no ha tenido trágicas consecuencias debido a su baja intensidad, generalmente inferior a los 5 grados en la escala de Richter.

Los seísmos más fuertes ocurridos en España además de los ocurridos en 1829 y 1884, tuvieron lugar en 1956, 1969, 2005 y dos en 2007 ( 12 de febrero y 12 de agosto).

El 20 de abril de 1956 fallecieron 12 personas, más de 70 resultaron heridas y medio millar de edificios se derrumbaron a causa de los violentos temblores de tierra que dañaron seriamente los barrios granadinos de Zenete, Berricuelo y Cartuja, así como los pueblos de Albolote y Atarfe.

El 28 de febrero de 1969 se produjo un terremoto de 7,5 grados Richter a unos 350 kms al sudoeste de la Península, en el Océano Atlántico, que fue sentido de madrugada en toda España y por cuya causa murieron cuatro personas de crisis cardíaca. La catástrofe produjo grandes pérdidas en el sector olivarero, en particular en la localidad malagueña de Mondrón.

Además se han producido movimientos que han sido percibidos con preocupación por la población.

El 2 de febrero de 1999 se produjeron dos terremotos (de 5,2 y 3,5 grados Richter), seguidos de varias réplicas más débiles, en la región de Murcia. En Puebla de Mula ( donde se situó el epicentro), Mula, Albudeite y Campos del Río, se produjeron una veintena de heridos (uno grave por traumatismo craneal).

Tres años después, el 6 agosto 2002 se registró un terremoto de 4,5 grados Richter, con epicentro en Bullas (Murcia), que también causó heridas leves a una mujer y desperfectos en inmuebles en las pedanías altas de Lorca.

Asímismo el 29 de enero de 2005, se registró un terremoto de 4,7 grados en la escala Richter y 500 réplicas en los días posteriores, con epicentro en la localidad murciana de Bullas, que además de en Murcia fue sentido en las provincias de Almería, Granada, Jaén, Albacete, Ciudad Real, Alicante y Valencia. Destruyó 800 viviendas en Zarzilla de Ramos y La Paca, Lorca (Murcia). Posteriormente el 3 de febrero se registraron réplicas de 4,2, 3 y 3,5 en la escala Richter, aunque no provocaron daños personales.

Otro que causó gran alarma fue el ocurrido el 12 de febrero de 2007, de 6,1 grados de magnitud, el más fuerte sentido en España desde 1969, que tuvo su epicentro a unos 200 kilómetros del cabo portugués de San Vicente. Se produjo a las 11:35 y al mismo continuaron dos réplicas (de 2,8 y 3,1 de magnitud), aunque ninguna de ellas fue sentida por la población. El de 6,1 grados fue sentido en casi toda la península y aunque motivó desalojos de numerosos edificios, no causó daños personales ni materiales.

Además el 12 de agosto de 2007 se registró otro seismo de 5,1 con epicentro en Ciudad Real que se sintió en casi toda la península y causó alarma a numerosos ciudadanos, aunque no causó víctimas, pero sí daños materiales, pues destrozó totalmente la sala de conferencias del Teatro Municipal de Almagro, un edificio emblemático del siglo XIX. La infrecuencia de terremotos en la zona manchega motivó la instalación temporal de una unidad sísmica móvil para localizar con precisión la falla de Ciudad Real, causante del movimiento.

Entre paréntesis, la magnitud estimada                                 Fuente: Ministerio de Fomento

Más noticias en Política y Sociedad