Público
Público

ETA marca el acercamiento como primer paso hacia la amnistía

Ordena a sus presos que exijan al unísono a las autoridades penitenciarias su traslado a Euskadi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

ETA sitúa el traslado de sus presos a cárceles de Euskadi como la siguiente fase del programa de máximos que prepara para ellos. El Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK, en sus siglas en euskera), que actúa como portavocía de la banda, hizo público ayer un comunicado exigiendo que estén 'reunidos todos en Euskal Herria' para participar activamente en un proceso que tiene como paradas finales la amnistía y la autodeterminación, según el EPPK.

Ayer era la primera fecha importante de las elegidas por el Colectivo de Presos para un programa de acciones que culminará a finales de enero. Estos días, los reclusos han comenzado a enviar sendos escritos a las administraciones española y francesa, al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria y al director de cada prisión exigiendo la 'libertad inmediata' de los presos enfermos, de los 'secuestrados' por la doctrina Parot y de los preventivos. Ayer era el día para enviar otro escrito pidiendo el acercamiento. Tanto unos como otros son cartas modelo cuyo contenido había difundido la banda terrorista a través de una comunicación interna en octubre.

La banda presentará una lista de exigencias a Rajoy a partir de enero

A pesar de la exigencia de amnistía, ETA admite 'variables de tiempo', como el acercamiento o las puestas en libertad progresivas. 'La vuelta a casa la situaríamos como señal de irreversibilidad y de la determinación de llevar el proceso hasta el final, alimentándolo con los pasos que se pueden dar en este proyecto, como las excarcelaciones', asegura la banda en la nota interna, el número 16 del boletín Ekia, al que ha tenido acceso este periódico.

Tanto el actual Gobierno como el Partido Popular se remiten a las medidas previstas en la ley para actuar con los presos de la banda terrorista. Estas descartan decisiones que afecten a todo el colectivo lo que supondría reconocer un estatus de 'presos políticos' y prevén, por el contrario, medidas individuales para su reinserción. Ayer, la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, ahondó en esa vía y pidió a los presos de ETA que 'recuperen su propia voz' y asuman el daño causado como primer paso de la reinserción. Por su parte, el presidente del PP de Bizkaia, Antón Damborenea, criticó que la banda terrorista quiera 'demostrar que sigue mandando en todos ellos, que tienen que mandar las cartas que ellos dicen, cuando ellos dicen y como ellos dicen'.

PSOE y PP rechazan medidas colectivas e insisten en la reinserción

En el comunicado del EPPK difundido ayer por el periódico Gara, la dirección de para las cárceles ya se dirige 'al nuevo Gobierno de España, al de Francia y a la comunidad internacional'. Sin embargo, será en enero cuando tenga elaborada una lista de exigencias para Mariano Rajoy.

Según adelantó Público el pasado miércoles, la banda terrorista comunicó hace dos meses a sus presos que abría un proceso de debate en el que deberían hacer llegar sus aportaciones con fecha límite enero. Al tiempo imponía dos directrices claras: exigencia de amnistía y rechazo total a la reinserción. Cuando acabe el debate, la banda elaborará una hoja de ruta para el próximo Gobierno.

El Colectivo de Presos Políticos Vascos llamó ayer también a una 'movilización colosal' el próximo 7 de enero, día de la manifestación de apoyo a los presos que celebra en esas fechas cada año la izquierda abertzale. Será la señal de arranque para una campaña de movilizaciones en el interior de las prisiones que incluirá ayunos y encierros en las celdas.

Más noticias en Política y Sociedad