Público
Público

ETA también planeó atentar contra Patxi López

La Guardia Civil interceptó un rifle de francotirador que iba a ser usado contra el lehendakari

PÚBLICO.ES / VASCO PRESS

ETA planeó atentar con un fusil de precisión contra el lehendakari, Patxi López, el pasado año, cuando el jefe del ejecutivo vasco participara en los actos de aniversario del asesinato del inspector de policía Eduardo Puelles.

El comando Otazua, desarticulado la semana pasada por la Guardia Civil, tenía que recibir el arma de francotirador desde Francia, pero el fusil no llegó a sus manos, por lo que se frustró el atentado, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

La declaración de los presuntos miembros del comando ha permitido conocer que habían recibido instrucciones de preparar un atentado contra López, pero que no se llegó a materializar porque el comando, que no disponía del arma adecuada, no llegó a recibir el fusil de francotirador necesario para llevar a cabo la acción terrorista que había marcado la dirección etarra.

Se da la circunstancia de que la Guardia Civil se incautó el 9 de enero del pasado año de fusil ruso de la marca Mosin Nagant que estaba a bordo de la furgoneta interceptada en la localidad zamorana de Bermillo de Sayago cuando era conducida hacia Portugal.

La desarticulación de este comando también ha permitido conocer la verdadera dimensión de otra operación de la Guardia Civil, la interceptación de una furgoneta con material para la fabricación de explosivos en la provincia de Zamora el 9 de enero de 2010. Esa operación provocó el desbaratamiento del plan que ETA tenía para trasladar su base logística a Portugal, concretamente a un chalet en Óbidos, cerca de Lisboa.

Según confesaron los últimos detenidos a la Guardia Civil, la furgoneta iba a ser cargada con una potente bomba, devuelta al País Vasco y una vez recogida por los miembros del comando Otazua, estos se encargarían de conducirla hasta Madrid y colocarla a los pies de las TorresKIO, en el corazón financiero de la capital, informaron fuentes de la investigación.

Se trataba de órdenes directas de Mikel Carrera, Ata, el jefe entonces del aparato militar que también había ideado el traslado logístico a Portugal. Ata alquiló la furgoneta interceptada en Zamora con documentación falsa en el sur de Francia e impartió las órdenes a los detenidos la pasada semana en Vizcaya. El último atentado de ETA en Madrid fue un coche-bomba que explotó, sin causar heridos, el 9 de febrero de 2009 en el parque ferial Juan Carlos I.

Esta acción terrorista sigue sin esclarecerse. El comando Elurra, que atentó en la T-4 de Barajas y puso fin a la anterior tregua, también preparó un atentado en la zona financiera de Madrid, que finalmente no puedo ejecutar.

Más noticias de Política y Sociedad