Público
Público

Eurodiputados denuncian ante la Comisión la agresión "falangista" durante la celebración de la Diada

Reclaman a la Comisión Europea que "obligue al Gobierno español a cumplir las normas europeas que imponen perseguir penalmente la exaltación de regímenes autoritarios como lo fue el franquismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios eurodiputados españoles han denunciado ante la Comisión Europea 'la agresión' de 'un grupo de militantes falangistas' a la Delegación de Catalunya en Madrid durante la celebración de la Diada, que se saldó con 'varios heridos' y han reclamado su intervención 'para evitar más casos como este en el futuro' a través de una pregunta parlamentaria.

Los eurodiputades Ramon Tremosa y Salvador Sedó (CiU), Raül Romeva (ICV), Maria Badia y Raimon Obiols (PSC), Iñaki Irazabalbeitia (en representación de ERC), Willy Meyer (IU) e Izaskun Bilbao (PNV) han firmado la pregunta parlamentaria conjunta, según ha informado IU en un comunicado.

Los eurodiputados han reclamado al Ejecutivo comunitario que 'actúe y obligue al Gobierno español a cumplir las normas europeas' que obligan a 'perseguir penalmente toda incitación al odio contra otros grupos humanos así como la exaltación de regímenes autoritarios como lo fue el franquismo'.

'Más allá de la detención de los individuos implicados, la legalidad de estos partidos falangistas representaría un caso claro de incumplimiento de la norma', advierte IU en la nota.

Los eurodiputados han denunciado tanto la 'gravedad' de los hechos como la pertenencia de los individuos a 'grupos de carácter anti-democrático y nostálgicos del franquismo como Democracia Nacional y la Falange Española y de las JONS'.

'La legalidad de estos partidos falangistas representaría un caso claro de incumplimiento de la norma'

La comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Viviane Reding, recordo a España la semana pasada que los Estados Miembros están obligados a sancionar penalmente cualquier incitación pública a la violencia y al odio contra grupos o personas por su raza, color, religión, origen nacional o étnico, recuerda IU en la nota.

Después de que Reding avanzara que supervisa la aplicación de la normativa europea por parte de los Gobiernos europeos y que presentarà a finales de 2013 un informe al respecto, los eurodiputados piden que investigue el caso del fascismo en España en el marco de dicho informe.

Once personas detenidas por su implicación en el ataque prestarán declaración hoy ante el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez.

Los arrestados, acusados de delitos de lesiones, desórdenes públicos, daños y contra los derechos fundamentales, pasaron anoche a disposición judicial, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En total, hubo doce detenidos -uno de ellos con antecedentes por un delito de hurto-, aunque uno quedó en libertad.

Seis de los arrestados, cinco hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 23 y los 56 años, pertenecen a organizaciones de ultraderecha como Falange y Democracia Nacional, y fueron identificados a través de las imágenes grabadas por cámaras de seguridad del lugar de los hechos. Los otros seis se personaron ayer en dependencias policiales de Moratalaz para entregarse a la Policía Nacional.

Según el diario catalán Ara, un de los detenidos es Íñigo Pérez de Herrasti, dirigente de Alianza Nacional con antecedentes penales y que ha estado varios años en prisión por intentar atentar contra familiares de presos de ETA. Pérez de Herrasti es además hijo de Begoña Urquijo y Álvarez de Eulate, que fue tesorera de Alianza Popular, el partido fundado por Fraga. El diario catalán también afirma que es primo del ministro de Defensa Pedro Morenés Eulate. Una de sus hermanas es la mujer de Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la UE.

La Policía ha determinado que los radicales arrojaron un gas vesicante, que contenía 'trazas' de 'gas pimienta', lo que provocó irritación en los ojos y garganta de numerosas personas que asistían al acto que se iba a celebrar en el centro cultural Blanquerna, sede de la Generalitat de Catalunya en Madrid.

Los radicales entraron con banderas españolas y símbolos de grupos ultraderechistas al centro cultural profiriendo gritos de 'Cataluña es España' y, tras agredir a algunos de los asistentes, entre ellos a un diputado catalán y lanzar gases irritantes, arrancaron la 'senyera' que presidía el acto.

Más noticias en Política y Sociedad