Público
Público

Eurovegas prevé recuperar su inversión en sólo cinco años

Los planes de la compañía pasan por obtener un beneficio anual de 1.200 millones euros en el caso de que las condiciones sean las óptimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general de Las Vegas Sands, Michael Leven, ha asegurado hoy que la compañía anunciará a principios de septiembre la ubicación final del complejo de ocio Eurovegas, por la que pugnan las ciudades de Barcelona y Madrid.

En un acto ante la prensa, el ejecutivo ha asegurado que la decisión 'se ha atrasado considerablemente' debido a la 'fuerte competencia' entre ambas ciudades y que la decisión final la tomará el propio Sheldon Adelson. Por ahora, Leven ha sostenido que ambas ciudades cuentan con las mismas posibilidades de acoger el complejo y que 'no hay una ciudad más favorecida que la otra'.

La compañía también ha adelantado que en la primera fase de construcción del complejo se generarán, como mínimo, unos 15.000 puestos de trabajo del sector de la construcción y ha indicado que, una vez terminado, se emplearían unos 15.000 trabajadores en los servicios del complejo.

La empresa ha asegurado que, por ahora, no se ha tomado una decisión respecto a la envergadura y la escala del proyecto; ha explicado que, en caso de que el complejo tuviera 6.000 habitaciones, la inversión de la compañía alcanzaría los 6.000 millones de dólares.

El director general de la compañía ha precisado que el objetivo de la empresa es obtener un 20 % de retorno sobre la inversión y que, para la construcción de la primera fase del proyecto, proporcionarían aproximadamente el 35 % del capital (unos 2.000 millones de euros), mientras que el resto debería financiarse con créditos bancarios.

Leven también ha subrayado que para crear el complejo que proponen 'es necesario' que se produzcan una serie de cambios legislativos, y ha admitido que 'ha habido contactos' para conseguir rebajas en las tasas de juego o para conseguir zonas habilitadas para fumadores en los casinos.

Leven ha confirmado que el complejo se realizará en España —asegura que Sheldon Adelson cree en el país— y que 'lo único' que impediría su construcción sería la destrucción del euro o los problemas de financiación bancaria.

En cuanto a las restricciones de altura de los edificios en los terrenos en Barcelona, el ejecutivo ha destacado que 'éstas ya no son un problema', ya que algunas de las zonas 'están suficientemente alejadas' del aeropuerto.

Según los cálculos de Las Vegas Sands, el complejo podría empezar a construirse entre 8 y 9 meses después de haber tomado la decisión, tras resolver la financiación del complejo y adaptar la legislación estatal y autonómica al proyecto.

Finalmente, Leven ha agradecido la colaboración de los gobiernos autonómicos de Cataluña y Madrid y ha asegurado que, con independencia del emplazamiento final, 'el 'resort' de Las Vegas Sands será una clara apuesta de futuro y generará miles de empleos, un importante beneficio económico en términos de ingresos fiscales y un aumento considerable de turistas'.